diumenge, 30 de desembre de 2012

¿Dónde descarrilamos? (y IV)

. 

El tan absurdo como fatídico intento de salto desde la Indignación a la Acción 


Queridos lectores o lectoras: 

. 
Así que "de la Indignación a la Acción"... 

Ya, ¿y qué más? ¿desde el Parvulario al Máster de postgrado? ¿de alevin a profesional senior? Pero bueno, ¿nos volvimos definitivamente idiotas, o qué fue lo que sucedió? Porque, de verdad, ¿como se pudo sostener tal barrabasada, que choca frontalmente tanto con los más elementales principios de la razón como con el propio talante natural de los seres humanos? 

Naturalmente que, en un momento dado, se ha de pasar a la acción, porque, si no, ¿para qué tanto esforzarse o tanto bla, bla, bla? Vale, vaaale, de acuerdo, pero... ¿y en qué concretamos tal acción? Quiero decir, ¿cómo y de qué manera podremos hacer una previsión de llevar a cabo algo con unas minimas probabilidades de éxito? O, lo que es lo mismo ¿cómo se va a poder programar, razonable y fiablemente, ninguna acción si, previamente, no conocemos el grado de compromiso que está dispuesto a asumir la gente? ¿Nos lanzamos a la pisciona, ¡hale!, y a ver qué pasa?

El grado o nivel de compromiso PREVIO de las personas, claro, que luego a lo mejor incumplirán o sobrecumplirán, pero que, por promedio y de media, nos puede dar una idea, si bien aproximada, de qué podemos proponer, y qué queda absolutamente fuera de lugar. 

Así es, compañeros y compañeras, EL COMPROMISO, porque la trayectoria normal de cualquier ser humano "en vías de concienciación" (y todos y todas, en mayor o menor medida, estamos permanentemente en esa vía)  pasa sin duda por que, tras haber escuchado y reflexionado sobre las diversas cuestiones que nos afectan, esa reflexión, junto con la INDIGNACIÓN, y no otra cosa, nos conduzcan a definirnos y plantearnos hasta qué punto querremos comprometernos en defensa de nuestro criterio y nuestros principios. 

Pero no, claro, había que ir corriendo, una vez y otra, a "asaltar", a "tomar" la "Bolsa" de turno, olvidando eso tan elemental, pero por lo que se ve nunca suficientemente repetido, que la cronología correcta (y la única posible) fue la de "salieron las masas a la calle, y se tomó la Bastilla", y no de la revés, Y NO DE AL REVÉS, JODER !!! 

¿Cuántas meteduras de pata más ---[ dándole plenamente la razón a Félix Rodrigo Mora en sus acusaciones de que el "activismo", en buena parte, no es sino un apéndice más del estado ]---, cuántas meteduras de pata más, insisto, y cuántos procesos limpios y admirables, como era este del 15M, se verán manchados, y finalmente masacrados, por esa lacra de la típica impaciencia infantil alcohólico revolucionaria de los y las activistas de toda la vida, la mitad de ellos (bueno, no tantos, claro :-D) delatores, confidentes, infiltrados e infiltradas, agentes policiales o del CNI muy bien "posicionados" y vistos en ese mundo, caso descarado del Barrio de Sants? 

No hay más. Cierto que el compromiso final de la gente se verá en la acción, y no en otro sitio, de acuerdo. Pero, de cara a que esas acciones tengan la mayor relevancia posible, ¿no es preciso poder hacer previamente esa evaluación "grosso modo" que cuánta gente ha expresado su compromiso previo y genérico sobre este tipo de propuestas o de estas otras? ¿Para qué voy a proponer el asalto a la comisaria dels mossos de Les Corts :-D , si sé que tal propuesta no atraerá sino a zumbados y zumbadas como una misma X-D? ¿Para, en realidad, DESMOVILIZAR ;-( , y que la gente "normal" se sienta culpable por no dar la talla, por no alcanzar el nivel? 

¿No habría que haber comenzado por "cultivar" ese compromiso de la gente, haciéndoles ver que su simple asistencia a las grandes citas o acciones ya era y es encomiable, y muestra de un cierto nivel de tal compromiso? ¿Verdad que sí? Y claro, para luego, a partir de ahí, haber seguido intergrando progresivamente a las personas en esa línea de compromiso, elogiándoles, porque se lo merecen, su mera asistencia a las asambleas, pues ya significa ello dos grados de compromiso, grandes convocatorias y asambleas. ¿No hubiera sido ese el comportamiento que tanto la Razón como la Emoción habrían señalado como el más indicado? 

Y, en fin, está claro que a cualquier persona que se acercaba a tales asambleas con una mínima buena voluntad y predisposición a hacer algo más que escuchar, automáticamente, por "norma", vaya, se la debería de haber incluido en la comisión de difusión, nivel elemental, cuyo compromiso no es ni puede ser otro que el de, en la modesta escala que esté a su alcance o se vean capaces, hacer difusión de nuestras ideas, de nuestras hojitas, aunque solamente sea en el seno de su propio hogar, o buzoneando en exclusiva los de la propia escalera, o comentándolo en el súper o la tienda en la que hay aquella persona que parece tan maja... 

Pero no. Por el contrario, y despreciando ese nivel de compromiso bastante aceptable ya existente, lo que se hizo fue avergonzar, AVERGONZAR, SÍ, a quienes no eran capaces de seguir el ritmo que marcaba la cabeza del grupo, el activismo más activista. 

Así que (y en una de sus características súper brillantes ideas), visto el esfuerzo que le costaba a la gente seguir el ritmo, van los zorrocotrocos y zorrocotrocas de turno, y no se les ocurre mejor idea... que la de redoblar el ritmo !!!, ¡¡¡ qué gran idea ---[ "Ya somos suficientes (jajajajaja, y no éramos ni ochocientos sobre una población de más tres millones), lo que nos falta ahora es actuar..." (Pça. Catalunya, mayo de este mismo 2012, y no se lo pierdan, ¡¡¡ la intervención más aplaudida y celebrada de todas !!!) ]--- !!!!! ... con los únicos resultados esperables: el desastre  y la masiva decepción. 

De la Indignación al Compromiso, y luego SOLAMENTE LUEGO, del Compromiso a la Acción, no hay atajos, JOER, dos y dos seguirán siendo siempre cuatro en ese sistema de numeración de base diez de que nos hemos dotado los humanos, y todas aquellas hipótesis o planteamientos que partan de saltarse tal obviedad, absolutamente todas ellas, conducirán al más o menos estruendoso de los fracasos, como nos sucedió, en efecto, con el 15M, que en paz descanse. 

Porque, ¿qué hemos adelantado con ese continuo forzar el ritmo de la gente? ¿Quemarla? ¿Verdad que sí? Bien. Y ese, ¿no era precisamente el objetivo de las fuerzas de seguridad del estado, so bobo-activistas, el que la gente se retirara de la lucha para, en el mejor de los casos, no volver en mucho tiempo? ¿Veis como Félix Rodrigo Mora tiene mucha más razón de lo que quereis aceptar


Pues bueno, así lo vi, y así se lo he relatado. 


Saludos, Salud y Solidaridad. 
ET desalmado & forrest gump. 
.. 
. 

dimecres, 26 de desembre de 2012

Sobre el asno de oro. Parte III y final (espero): Desencuentros con mi mal sobrino

. 
http://foro.fuentedepermacultura.org/index.php?topic=235.0
. 

Querido lectorado: 
Bueno, pues, otra vez más, vamos (voy) a envejecer un año, o más, en apenas unas horas, continuando este relato, que me está destruyendo, acerca de las realidades sobre el comportamiento concreto que el AFP tuvo conmigo, relatando nuestros (escasísimos) encuentros. 

Claro, ahora, a la nueva luz por fin percibida por mí sobre lo que hay realmente acerca de ese deleznable individuo, todo cuadra, y además, a la perfección, otra prueba del nueve, y ustedes mismas juzgarán. 

Porque han de saber que, a lo largo de los dieciséis meses transcurridos desde nuestro reencuentro en Pça Catalunya y el 15M hasta que, aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, decidió echarme definitivamente de su impoluta vida mandándome a sus abogados, Su Asnal Eminencia ---[ pese a mis reiteradas sugerencias de que nos encontráramos, aunque solamente fuera un ratito a la salida de su curro, o acompañándole yo en el trayecto desde el ICM hasta el tren, o incluso ocasionalmente montándome yo en el mismo para compartir una parte del trayecto si la cosa daba para ello (y luego ya me volvería yo para Bcn) ]--- únicamente se dignó compartir algo de su tiempo... EN CUATRO OCASIONES, EN CUATRO OCASIONES, POR DIOS, ES QUE NI LA AMANTE MÁS ESQUIVA, JOER !!! 

Y bueno, claro, insisto que ahora comprendo cosas como que, tan orgulloso como está de su estatus (detalle que obviamente solo es importante para los y las malvadas), le jodiera tan profundamente el que, en una de esas cuatro ocasiones, como a mí me apetecía que pudiéramos comer al aire libre, y la única terraza con Sol y espacio disponible por allí era la de no sé qué hotel o restaurante más caro que la hostia que hay en la Pça. Reial de Barcelona, yo optara por invitarle a pasar un presumiblemente buen rato allí. ¡Jopelín!, con lo caro que se "vendía", ¿qué más me iba a dar a mí, por una vez, si aquello era caro o barato? ¿No habíamos quedado que lo que se puede solucionar con dinero no es, en realidad, problema, salvo si se vive a la quinta pregunta, o es algo realmente muy desmedido y fuera de nuestro alcance económico real? 

Y sí, cierto es que aborrezco los sitios caros, nunca me he podido encontrar cómodo en ninguno de ellos, por lo que, a su vez, prácticamente no los he visitado, ni ganas. Pero, joer, estamos hablando de una terraza en una de las mayores plazas históricas, y la de más regusto "español" que hay en toda la Barcelona anterior al siglo pasado, y en la que todo el mundo se fija en todo, y nadie en nada, así que solamente era eso, una terraza más de las muchísimas y amplísimas que hay en esa plaza, que tenía ese privilegio de gozar de espacio libre y Sol.  

Pero, claro, retorcido y malvado como era y sigue siendo, fue por completo incapaz ni de comprender, ni de creerse, ni de tan siquiera intuir tal posible desprendimiento, indiferencia o generosidad ajena con el dinero (y en mi correspondencia tengo, sin embargo, afirmaciones suyas acerca de su poco apego al dinero !!!), por lo que rápidamente sacó la conclusión de que, o bien mi intención era "epatarlo" con mi posición económica, o bien es que yo no era sino un libertino o bohemio de muy reprochable conducta, y que mucho hablar de sostenibilidad, pero que vaya vidorra que se pegaba, o cualquier otra chorrada o barbaridad de las que suelen albergar esas mentes tan negras y despiadadas como sucias y criminales. 

Cuatro encuentros en dieciséis meses, señoras y señores, eso es todo lo que le concedió ese pésimo sobrino a su buen tío, que no hacía otra cosa que pensar en él, o en cómo ayudarle con lo del blog, siempre dispuesto a ir cualquier día a compartir un café con él durante su almuerzo o lo que sea que tengan para poder reponer algo de fuerzas a media mañana... o cuando fuera. 

Y el último, ya la guinda total. El día de su charla en el Ateneu Barcelonés del carrer Canuda, día elegido a fin de que, como desde el final de su jornada hasta la hora de la chapa, de todas formas tendría que estar él en Bcn, pudiéramos aprovechar para vernos. Y claro, después de tanto tiempo de darme constantes largas, y vista esa inapelable obviedad de su horario ese día, como es un insincero incapaz de decirle la verdad a nadie, que para nada le apetecía compartir jamás ni un instante de su tiempo conmigo, no le quedó otra que decirme que bueno, que vale, que sí. 

Bien, pues, en principio, habíamos quedado, como todas las demás veces, a la salida de su curro. Pero, faltando ya pocas horas para el híper pre programado encuentro, me comenta en correo o SMS que no podrá salir a la hora, por lo que lo posponemos un poco el encuentro. No pasa nada, un retraso de media hora le puede suceder a cualquiera... sólo que... Nuevo SMSs, es que tiene ahora una reunión, con lo que no podremos vernos hasta allá a las cinco, así que, para aprovechar y que él no perdiera tanto tiempo, pasamos a quedar mucho más cerca del Ateneu, concretamente, en la estatua o monumento a Colom, bueno, Colón. 

O sea, que las tres horas largas iban a quedar reducidas a menos de la mitad. Bueeeno, qué se le iba a hacer, el chico valía y curraba mucho, y si era una reunión de urgencia e inesperada (jajajajaja, me carcajeo yo ahora de mi doceañera ingenuidad del momento), pues nada, a aguantar mecha, y a hacer tiempo por allí, por Colón, es fácil para mí entretenerme en esta ciudad. 

Las cinco, naturalmente, se convirtieron en las seis menos cuarto, con lo que justito que si quedaba tiempo para, chino, chano (o sea, tranquilamente) ir tirando ya hacia el Ateneu, pues por lógica debería de presentarse él allí un tiempo antes de la hora programada de inicio de la conferencia. Y bueno, tranquilamente, Ramblas arriba: la cosa no parece ir mal, e incluso, en un momento dado, como yo siempre voy sin gafas, y tenemos una graduación muy similar, con un gesto de familiaridad le pido y le quito sus gafas para hacerme una idea más exacta de cuánto nos podía faltar, más o menos, para llegar a la confluencia del carrer De La Canuda con el de Santa Anna y las Ramblas. 

La conferencia bien, o sea, en ese su tono monótono habitual (como el mío y el de toda la familia, bien, más bien ex-familia, al menos por lo que se refiere a esa parte de la rama), y como siempre, habiendo momentos en los que no se le entendía un pijo lo que decía, porque se separaba demasiado del micro o accidentalmente lo tapaba algo, pero, también como siempre, la gente haciendo como que oye, y dándole en el fondo igual, pues ya hacía mucho rato que, pese a la buena voluntad, muchas y muchos se hallaban mentalmente perdidos entre tanto marasmo de datos y demás. Aparte, claro, del "coro", o sea, aquellos a quienes nos daba igual lo que dijera, porque ya nos sabíamos lo esencial de la materia, y estábamos allí simplemente por hacer número, y "coro", desde luego, proporcionalmente bastante numeroso respecto al total de asistentes.

Pero, aquí viene cuando si ya no lo vi fue porque no quise, a la salida, ¡ay, a la salida!, yo, que había esperado que (al menos, y dado que las "ansiadas" tres horas de encuentro se habían quedado en tan sólo tres cuartos, y como había tiempo de sobra) fuéramos juntos desde allí hasta el apeadero del Passeig de Gràcia, me encuentro con que, ni corto ni perezoso, me despide a la puerta y se va caminando con otra persona a quien ni siquiera se dignó presentarme debidamente, supongo que por el apuro de que aquel otro individuo, sin duda importante y valioso como él, tuviera la desgracia de conocer mínimamente a su despreciable pariente cazurro zamorano. 

No hay perdón posible. Sí, en uno de nuestros encuentros, y arrostrando yo secuelas de una gripe que me dejó muscularmente muy baldado, caminaba yo muy despacito, pero, ¿por lo demás? ¿que yo les hubiera retrasado, no digo ya a él, sino a aquel otro su amigo, de breves extremidades inferiores? ¿A mí, que de promedio camino por norma por encima de los cinco kilómetros por hora, y que no hay nadie en Bcn que me supere en el garbo y la seguridad con los que me salto los semáforos en rojo cuando voy caminando? ¿Yo les iba a retrasar, quedando además, como quedaban, aún venticinco mintos para la salida de su tren? Pero, bueno, ¿es idiota, o qué? ¡Pero si no hay ni un kilómetro desde el Ateneu hasta esa estación de tren! 

¡Que va!, de idiota, en ese sentido, nada de mada. Lo que pasaba es que me despreciaba olímpicamente, y como al fin y al cabo ya debía de hacer tiempo que había tomado la resolución de enviarme directamente a hacer puñetas fuera y lo más lejos posible de su vista y de su vida, pues eso, que ya no tenía que andarse con disimulos, y podía recurrir, incluso innecesariamente como en esa ocasión, abiertamente por el más absoluto desprecio y falta de respeto hacia mi honrada persona, que a pesar de todo me esforzaba, aún, por intentar encontrarle explicación a lo inexplicable, a que, porque sí, y después de incumplir flagrantemente su compromiso conmigo, me dejara literalmente tirado de aquella manera, cuando yo no habría tenido el más mínimo inconveniente en que hubiéramos podido ir juntos los tres. 

¡Miserable! ¿Qué te había hecho yo para que me trataras así? ¿No era y es como para que te avergonzaras públicamente de tu incalificable conducta? Pero, claro, ¿de qué hablo? ¿De valores éticos, morales o familiares, en un insensible fascista criminal como a la vista está que es ese tío (bien, en realidad, ex-sobrino) 

¿Se lo imaginan de gobernante, a alguien capaz de tratar de esa manera a un pariente directo que siempre le trató con amor, confianza y afecto? ¿No optaría tranquilamente ese criminal, si en su mano estuviera, por matarnos, masacrarnos a toda la purria sobrante, con tal de poder él seguir con su asesino despilfarro de recursos? ¿Entienden por qué, aunque Stalin fue sin duda un criminal, hubiera sido muy fácil que cualquier Antonio Turiel Martínez lo hubiera superado millares de veces en cuanto a maldad y crueldad, no digamos ya si el tal nombre completo fuera el de Agustín Turiel Sandín? 

¡Madre mía!, es que no quiero ni pensarlo, este asesino al frente de la Generalitat de una Catalunya independent, nos deporta o directamente mata a quienes le "molestemos". Y nada indica que sea el único individuo así, de acuerdo, pero convendrán o convendréis conmigo en que si todo el mundo tuviera tan pocos pelos en la lengua para decir las verdades, y para cantárselas al mundo si es preciso, todos y todas esas criminales automáticamente quedarían con el trasero al aire. 

En fin y para acabar ¿qué les jode o les molesta tanto a estas raleas hijoputescas?, ¿les resulta intolerable o insufrible que alguien como yo, prejubilado, pueda cobrar tanto como el tan hipócrita como malvado director del departamento de oceanografía Marina o lo que sea del ICM? 

Pues nosotros nos lo ganamos, señor, con ventiséis años ya había participado en la organización de dos huelgas indefinidas, de doce y diecinueve días, respectivamente, de duración, había recibido una paliza de los grises que entonces ya eran marrones, y había dado con mis huesos en un calabozo, incomunicado durante cuarenta horas, en la Via Laietana. Todo, por implicarme en reivindicaciones conjuntas, globales, sociales, pues a nivel individual no pasaba ninguna escasez, ni material ni personal, pues tenía eso, ventitantos, y gente que me quería y me quiso. 

En cambio, ese ser espúreo a quien tanto le gusta refregarle a cualquiera a las primeras de cambio su "importante status", ese ser espúreo, insisto, con veintiséis, veintiocho, treinta años... ¿miró en algún momento por algo que no fuera su directo y exclusivo interés? Entonces, ¿de qué se queja, de qué se quejan? ¿Nunca han querido verdaderamente luchar(*) ni plantarle cara a nada, y encima pretenden tener derecho a recibir mejores retribuciones que nosotros? Y eso, ¿por qué, miserables, si, al final, simplemente os encontráis lo que habéis sembrado, individualismo patológico y total ausencia de Solidaridad. 

Así es, pues no me habrá escrito veces por correo, ni nada, cosas como "tú no sabes quien soy yo" o "no tienes ni idea de con quien estás hablando"; pues claro que lo sé, estaba hablando con un gilipollas integral, malvado, y asesino de niños a los que arrebata sus dosis de petróleo para poder malgastarlas él arriba y abajo en sus perfectamente evitables desplazamientos diarios. 

¿Que esperabais, insisto, egoístas gilipollas? Pero si mereceríais tener que trabajar con una cadena al cuello y dos bolas de hierro de cincuenta kilos adheridas a cada uno de vuestros tobillos, a ver si así os daba, por una vez, por ser capaces de levantar algún presunto rastro de, aunque fuera  microscópica, dignidad ante el patrón. No habéis sido capaces de rebelaros, ni tampoco de hacer un reparto ordenado del tiempo de trabajo, así que ahí tenéis los frutos de vuestra magnífica inteligencia, que os habéis ganado vuestras miserias bien a pulso. 

Pues eso es lo que hay: un miserable al que desenmascarar, y mostrarle al mundo su verdadera faz. Y yo ya comprendo que su perfección en lo de la hipocresía no tiene parangón, así que si os lo queréis creer, pues bien, y si no, no será porque yo no os lo haya advertido, por variar. 

Así que, una vez pegados a mi vez (me parece y espero), como buen palurdo zamorano, toda la tanda o serie de rebuznos que el caso merecía, a ver si puedo ya aparcar o mejor apartar este maldito top-tema de mi pobre mente, cada vez más demente, claro, con tamañas alegrías, quién iba a pensar que lo que para uno era "alegría" para el otro no era sino "alergia".  

_____________________ 
(*) Sí, manda huevos (y viene que ni al pelo en un blog precisamente consagrado, en muchos sentidos, al noble movimiento del 15M) el nivel de bajeza y rastrerismo que exhibió AFP en su comportamiento conmigo y con el movimiento en julio del año pasado, 2011 (no mucho después de dar su "soberbia" charla en el 15M de Pça Catalunya), que nos habíamos desplazado un grupo de personas, igualmente 15M, hasta el Hospital del Mar para protestar, ya entonces, por los primeros recortes, y solidarizarnos con la plantilla de ese centro, que estaba emprendiendo la lucha. 

Pues bien, resulta que, pese a que yo le fui radiando a mi mal sobrino nuestra situación, que habían identificado a todos menos a mí (que, perro viejo, conseguí escabullirme aprovechándome en parte de mi edad y una absurda, confusa pregunta de un mosso, ya sabéis que "tengo respuestas para todo"), y que estábamos justamente ya asentados a la enorme distancia de unos cien a ciento veinte metros de la puerta de su ICM, el muy canalla fue incapaz en momento alguno de aparecer por allí ni que fuera un par de minutos para solidarizarse tanto con su pariente directo como con el resto de bravos luchadores. 

Pero no, claro, por supuesto que Don Importante tenía cosas mejores que hacer que mezclar su calidad y su esencia con miserables piltrafillas más o menos zorrocotróquicas que qué iban a saber de verdad nada de nada sobre nada, a qué perder el tiempo con tamaña escoria. 



Un saludo cordial. 
ET desalmado & forrest gump. 
.. 
. 
estudiopinananano.blogspot.com
. 

diumenge, 23 de desembre de 2012

Sobre el asno de oro. Parte II: De "caballero", nada, pero de "andante", aún menos

. 
.   

Querido lectorado: 


¿Andante? 

Jopé, pues menos mal X -D . 

Bien, lo primero de todo, y de aquí en adelante, cuando proceda, pasemos a denominar a nuestro personaje, como le gusta a él, por sus siglas, o sea, AFP o Asno Facha Parlante. 

Bueeeno, a por materia. 

A ver, gastos energéticos en desplazamientos de malvado &wife... mmmhh... empecemos por la wife... éstee... sesenta, más sesenta, ciento veinte... mmm, sí. Y ciento veinte kilómetros, por doscientos veinticinco días laborables anuales, nos da, ....mmmhh....mmmhhhmm... treintahh... mmm, no, ventisiete mil, ventisiete mil. 

¿Y cuánta huella de carbono, cuanto gasto de combustible se calcula por pasajero y kilómetro, o cien kilómetros? Porque, claro, se hablaba de tan sólo treinta y cinco gramos de CO2 equivalente por kilómetro recorrido. Pero eso es en el supuesto de que el tren viaje repleto (lo que no siempre sucede, ni mucho menos), y sin contar los consumos generales en transformación, mantenimiento de talleres e infraestructuras, esa iluminación tan bonita (y permanente) en las estaciones, tanta escalera mecánica por aquí y por allá... 

Aparte, son trenes comparativamente bastante veloces respecto a los de los cálculos, que además no sé si no era sobre los valores de un tren del metro... Total, que traducido a litros de combustible cada cien kilómetros, la cosa no baja, ni de cogna, de los dos litros por persona y esos cien kilómetros recorridos. 

Así que ventisiete mil kilómetros,... a dos litros los cien kilómetros... es doscienta setenta veces cien, así que será doscientas setenta veces dos, o sea, quinientos cuarenta litros, o sea, más de tres barriles de crudo al año para mantenerle ese caprichito BAU tan caro a los genuinos fascistas. 

Y se producen... noventa millones de barriles al día... lo que da una coma dos centésimas de barril por habitante y día, lo que da,... cony, pues justo que ya se gasta todos sus barriles en locomoción, vaya tonto capricho. Y claro, como necesitará esos barriles mínimos vitales que precisamos todos para sobrevivir, porque si no estuviera viva no necesitaría coger el tren (supongo, aunque con las fastasmas facebookianas nunca se sabe)... 

Abran, además, una segunda cuenta, con el tiempo tan estúpida como voluntariamente malgastado en esos desplazamientos, desplazamientos cuya necesidad radica, exclusivamente, en el propio orgullo y maldad de esas personas (y en ninguna parte más, pues ahí está mi oferta, anticipada de palabra mucho antes de ese mes de febrero concretado en mi correo) que, sin argumentación alguna, incomprensiblemente no aceptaron sino por la humillación que, al ser malvados e idiotas, les producía el haber de aceptar la ayuda de un pariente "cuello azul", "despreciable" y "bohemio", por no decir subnormal. 

Sí, si ya sé que una de las muy probables consecuencias de esto es que algún auténtico y genuino pariente "palurdo zamorano", de la moza o del mozo, y del Ampurdán o de las proximidades de Ordoño II, o de donde pueda salir ese malnacido, responderá a estas mis incontrovertibles aseveraciones agrediéndome a hostias en cualquier rincón, esquina o lugar en el que, seguro que intencionadamente, me pueda encontrar. Bien, pues, ¿quien pagará, de su prestigio, la factura por tamaña acción? ¿no comprenderá el palurdo que cada hostia que me dé a mí se la estará dando a la reputación de él y de ella ("...y le dieron cuerda a fulanito o fulanita para que le atizara, como escarmiento, una paliza mortal, según narran fuentes habitualmente bien informadas...") 

Y eso ella, que si no atiende en su propia población o en Bcn es porque no le sale de los cojo..., bueno, del equivalente. 

Ahora, el "complemento directo": trescientos veinte kilómetros diarios, por cuatro días a la semana (¡hombre, claro! ¿qué os pensabáis, que no iba a sacar sus "ventajillas" particulares de su "egregia" posición de jefazo de toda una sección, departamento o lo que sea, de esos que solamente hay cuatro en el ICM?; ¡hombre, ya!, como que es "tonto" :-D : no, los currelas de a pie han de ir al centro los habituales cinco días por semana, pero él, no, ya lo "telegestiona" uno de esos días todo desde su casa... a ciento sesenta kilómetros, jajajajaja...jajajajaja...), y cuatro días a la semana, por cuarenta y siete semanas laborables al año, menos doce o catorce festivos nos dan, huummm,... hhh,... eju, ¡buag!,... , nos da como unos ciento setenta y cinco a ciento ochenta días, que multiplicado por la longitud del recorrido da, a su vez,... 320 x 180 = (250 + 70) x (250 - 70) = 250^2 - 70^2 = 62.500 - 4.900 = 57.600 kilómetros al año. 

Y esos trenes son aún más rápidos,... no digamos cuando el trayecto se cubra con el AVE ---[ no hay milagros termodinámicos, por lo que el AVE, al ir mucho más deprisa que los trenes convencionales, es obvio que gasta una barbaridad, pues hasta se empleó como justificación de la línea de 400.000 voltios esa de marras de la interconexión con Francia, (tema sobre el que, por variar :-) , sigo sin estar de acuerdo con ninguna de las partes, todo sea dicho de paso) ; doble velocidad, doble consumo, en el mejor de los casos ]---

Así que con esos amenazantes cuatro litros cada cien kilómetros como una más que posible realidad, dejémoslo, por ahora, sin embargo, en tan sólo dos litros y medio a los cien, pues si le dimos dos litros a los trenes de menos empaque, categoría o velocidad... 

¿De acuerdo? Entonces, tendremos 576 grupitos de cien kilómetos, a dos litros y medio por grupito, nos da: 

¡1.440 litros! ¡nueve barriles de petróleo al año! 

¿Cuál era el consumo promedio de un habitantes de la Tierra PARA ABSOLUTAMENTE TODOS SUS USOS Y NECESIDADES? ¿Unos cuatro barriles al año, tirando a lo largo? ¿Dos niños mueren cada año en alguna parte del mundo para que tamaño miserable pueda seguir permitiéndose tan criminal lujo? 

Y sin embargo, en la cuestión del Oil Crash, el Colapso y demás tiene básicamente toda la razón, las cosas como son, y no seré yo quien niegue eso. 

---[ Nótese que, si bien discutibles desde otras ópticas, para nada he incluido en estas cuentas aquellos desplazamientos que, esos sí, podríamos considerar como "inevitables" en función de las (ir)responsabilidades de su puesto, cargo o función (convenciones, congresos, presentaciones o negociaciones de proyectos...) ]---

Pero retomemos el hilo, e indaguemos en la cuestión del malgasto o despilfarro de tiempo. Porque, respecto a lo que sería vivir a diez o doce minutos de su curro (y por lo tanto, como a una hora andando de donde yo vivo), que el inclemente desperdicia no menos de tres horas al día nadie lo va a poder rebatir. 

Vale: ¿y quién o quienes son los máximos perjudicados por esa estúpida historia de no querer venirse a vivir aquí o a mitad del campo (abandonando en ese caso, claro, el trabajo en el CNI,... éste,... en el ICM y el CSIC)? ¿qué culpa pueden tener ellos, siendo tan pequeños? ¿por qué someterlos a tamaño maltrato de abandono paterno y materno, perfectamente evitable, si no fuera porque son unos progenitores egoístas y malvados carentes de afectividad válida alguna? ¿No deberían, ya por este simple hecho de insistir en hurtarles ese tiempo a sus legítimos dueños, sus hijos, perder la custodia y la patria potestad sobre ellos? 

Pues bien, me creeré que en este mundo existe el más mínimo atisbo de justicia y respeto hacia los más débiles, los niños cuando, en efecto, esos miserables se vean desposeídos de esa patria potestad, antes prefiero que los eduque el Estado, pese a lo que ello conlleva (pero no los separarían, y los darían en adopción), que no esos dos abiertos malvados (como de sobras ha quedado demostrado, basta recordar a la del hipócrita juramento hipocrático y mi reciente enfermedad), más vale no tener padres que tener a dos hijos de puta como tales, si lo sabrá AFP. 


En fin, esto por lo que se refiere a lo de "andante", que más "rodante", demostrado ha quedado, imposible. ¿Y en cuanto a lo de "caballero, os preguntaríes o se preguntarán tal vez ?? Bien, pues eso se verá o lo veremos en el siguiente episodio de esta serie que jamás habría deseado escribir, describir y relatar para todos vosotros, vosotras y ustedes.  

Pero, insisto: si no lo hacemos público quienes sabemos que unos miserables hipócritas egoístas lo son, ¿quién lo hará? Y cada uno es como es, unos operando con el oscurantismo de los indefinidos o difusos, pero siempre amenazantes tentáculos de la justicia del BAU, mientras que otros lo tenemos mucho más sencillo, pues nos basta con luz y taquígrafos, ya que no tenemos nada negro que ocultar. 

¡Ayy!, CUP de Girona, indignats de Cardedeu. Lo lamento, de verdad, y no os lo merecíais, desde luego: pero más me costó a mí comprender la realidad de las cosas, aunque hay lo que hay: no retira lo de la abogada contra mí, un familiar directo por un quítame allá esas pajas en unos emails privados sólo entre los dos, así que actúa contra mí, que soy un un simple, modesto y razonablemente comprometido currela. 

Porque "famoso" no soy, por supuesto, entre el verdadero activismo y quienes le andamos próximos. Pero mucha gente sabrá dar razón de mí, y el flamante primer diputado nacional de vuestra formación, aunque poco, a mí algo me conoce, de l'Ateneu Popular "La Torna" y de las veces que hemos coincidido en movidas, como en la pasada huelga de hambre en telefónica, al servicio de la cual puse dos de mis blogs, ¡¡y gracias mil, David, por tu encomiable gesto de, al saberte elegido, lo primero de todo, antes de ruedas de prensa ni nada, desplazarte a compartirlo con los huelguistas y quienes les acompañábamos día sí y día también. David, sí, que poco sabe de mí, salvo, de eso se acordará, que no parezco tener muchos pelos en la lengua.  

Así que no sé qué más pruebas queréis de la intrinseca falsedad de AFP, y su auténtica perversidad y maldad, si lo sabré yo, que para mi desgracia comparto aún su mismo apellido, si bien quizá me cambie el orden, con tal de no volver a saber más de gente tan rebuscada, fascista, arribista (por eso se aproxima a la CUP) e inicua. . 


saludos cordiales :-| 
ET desalmado & forrest gump. 
.. 

no hay foto final: debería ir la de un desilusionado anciano, desencajado por el dolor emocional, pero, para eso...
.. 

dimarts, 18 de desembre de 2012

Sobre el asno de oro. Parte I: La Génesis de un malvado.

. 




Querido lectorado: 


Lo siento, pero como ya he repetido hasta la saciedad, esta guerra, ni la empecé yo ---[ no fui yo quien externalizó nuestro conflicto interno hacia otros (miserables) familiares, ni menos aún, definitivo error, agitar el espantajo (real o mero prepotente farol) de andar metiendo por en medio a Daríos Ruartes, "...y en copia oculta a la abogada de la familia...", va y dice el muy imbécil... : ¿qué pasa, tu papá no es un titulado competente en esa (ni en ninguna) materia, y por ello necesitáis la ayuda de alguien que, a diferencia de vosotros, tal vez no sea un subnormal emocional :-D ?? ]---, ni tampoco la puedo perder, porque no tengo absolutamente nada valioso que gente mafiosa me pueda arrebatar, ya que no valoro ni mi propia vida, so subnormales, como consecuencia del disgusto de que exista en el mundo gentuza como quien todos y todas sabemos y ya conocemos.

Y en cuanto a la pasta, es que es directamente de risa. De todos modos te la iba a dejar toda en exclusiva a ti voluntariamente, así que, como comentaré en alguna otra parte, si te hace más feliz hacerte con mi dinero por la vía de las demandas o la judicial que no la normal del testamento que suele utilizar el público en general, pues bueno, pero, vaya, lo encuentro sumamente curioso y llamativo, al menos desde mi descentrado y desdentado punto de vista X-D , "cosas verás..." 

Porque, por supuesto, ni me hicisteis llegar los antibióticos, ni los parches de morfina, con lo que, como consecuencia de ello y el curso real que ha tenido mi enfermedad y mi infección, he tenido secuelas cerebrales y he padecido una agudización de mi conocido trastorno o desorden de la personalidad, todo ello exclusivamente por causa de vuestra patente, inhumana, y a la vista está que miserable denegación de auxilio. Podéis estar contentos, pero luego no os quejéis de las consecuencias de vuestros actos. Los dos malos odóntologos, tú, tu wife, la misma porquería filo-proto-fascista sois todos, y todos culpables y responsables por igual de los males de la Humanidad, ¡¡ DEJAD DE DERROCHAR, MISERABLES !!  

Y eso, en el supuesto que la infección, bien, las infecciones remanentes, que no se podrán tratar en semanas o meses, no me lleven en cualquier momento a un desenlace fatal (bien, en realidad, genial, ¡menudo tanto para tu reputación!, jajajajaja, haber precipitado la muerte de tu tío, o su abocamiento al suicidio por decepción, desesperación y desesperanza en un futuro que merezca la pena vivirse,  ¡gran logro a exhibir como mérito profesional, supongo :-D !) en el marco de una septicemia general. Pero, claro, al BAU sanitario nunca le interesó mi salud (ni la de nadie), sino nuestro dinero, y quienes se suman al carro por acción u omisión, igual de culpables son. 

Pues, mala suerte, pero doble, y criminal, error, eso de comenzar esta guerra, pues no de otra manera interpretaría cualquiera no subnormal o fascista que, por un simple intercambio de emails, se metan abogados por enmedio y contra la propia familia directa, máxime cuando, pese a los incontables "escándalos" que, tanto en listas de trabajo como en vivo y en directo, he protagonizado en mi ya dilatada vida, JAMÁS NADIE HASTA AHORA, ni siquiera el CNI de Sants, se habían planteado dar parte a abogado alguno de mi conducta. Hasta que fui a dar con alguien aún inconmensurablemente más necio y estúpido que yo, y encima, malvado. 

Por un simple intercambio de emails, insisto, mezclado con tu incultura y tu constructo sobre mí, ¿piensas de verdad que has podido obrar bien, so canalla deleznable, necio, estúpido, o te crees que no reconocer y reparar tus muy graves errores no te hará perder cantidad de tiempo cerebral, "otro muerto en el armario", y también material? (y como siempre, con vuestros hijos como principales perjudicados, no tenéis remedio) 

Criminal, y digno de escarmiento, no de otra manera se puede considerar el amenazar a un familiar directo, de extracción y cultura mucho más humildes, y que en todo momento se había comportado, en el terreno público como en el privado, simplemente con la cachazuda confianza que da intercambiar opiniones, discusiones o lo que sea, con alguien a quien crees, aparte de tu pariente estimado, tu amigo y tu aliado. 

Pues no, va el imbécil y lo envía todo al carajo, pero encima dejándome mal y como un presunto criminal, con el daño que le puede hacer a su obra tamaña inconcebible e inicua conducta hacia mí, como él, pero de antes, habitante de estas bendecidas tierras. Y todo por un simple arrebato de infantilista enfado, porque "su eminencia" no me podía "dialécticamente derrotar", ni tampoco seguir manteniendo el hipócrita edificio de mentiras y más mentiras construido durante los últimos dieciséis meses para cumplir su deseo real, mantenerme cuanto más apartado de sus vidas, mejor, no fuera que me fuera a ingerir de una sentada a sus pobres e infortunados retoños, o algo así.  

Y todo, porque no le gustó nada el juego del espejo. Bueno, pues yo no tengo la culpa, y cuando era niño bien que sabía, humildemente, aceptar las consecuencias que, para el conocimiento de su propia forma de ser personal, nos traía siempre ese juego, en que me atribuía a mí sus principales defectos o errores (y ojo, no digo que yo no los tenga también). Sí, claro, cuando tenías seis años, y te enganchaste, al igual que todos tus hermanos y hermanas, menos el mayor de todos, a mi incondicional cariño y dedicación por vosotros, a la vista de que, para vuestros padres, no erais sino meros objetos, bienes o ganado a quienes había que sacar adelante proveyéndoles de todas las necesidades materiales, dando por supuesto que con ello cubrían por completo sus obligaciones, entre las que, desde luego, para nada iba a entrar dedicarse a daros cariño y perder satisfactoriamente el tiempo jugando con vosotros, queriéndoos de verdad, cosa que nunca era posible, pues había cosas más importantes que hacer, como era mantener la casa en orden material, aunque ello implicara el más desastroso y ominoso desorden espiritual. 

Así es, y eso lo explica todo: excepto a los dos mayores, a los demás hijos vuestros padres jamás os quisieron NADA, y por eso, incluso cuando de verdad quieren ayudaros, en realidad os perjudican. Y yo, aunque pensaba que de alguna manera a quienes de verdad queríais y querríais haber abrazado era a vuestros padres, nunca consideré que todo, al final, pudiera tener excesiva importancia para vosotros. Pero a la vista está que mi desenvuelta figura de tío resultó ser, al final, la clave para brindaros una oportunidad de que no perecierais psíquicamente allí mismo, víctimas de suprema desatención emocional. 

Y por ello, cuando vuestros padres me expulsaron de facto de vuestra casa ---[ bajo la conminación de que si permanecía allí había de pasar a trataros como ellos, todo el amor, tolerancia y cariño para el súper valiosísimo hermano mayor (normal que lo convirtieran en un dictador sobre el resto de hermanos), algo de deferencia para la siguiente, mientras que, a todos los demás, había de pasar a aplicaros el mismo tratamiento de desapego, adustez, distanciamiento y extremo rigor que ellos emocionalmente os brindaban ]---, cuando me expulsaron, decía, en mis recién cumplidos ventitrés años consideré que no dejaría de ser una pérdida menor por vuestra parte. Al fin y al cabo, ¿qué apego podíais haberle cogido a un tío que apenas si había pasado cuatro meses con vosotros, cuando el tirón natural que de todas formas tendríais hacia cualquiera de vuestros padres había de ser, por lógica, muy superior? 

Pues no, no y no. Aunque alguna vez, en mi mente, os suponía llorosos preguntándoos desconsolados por mi ausencia o desaparición, yo siempre pensaba que ello no podía ser sino exageraciones egotistas de esa parte de cada uno que, constantemente, nos está recordando las magníficas e importantísimas personas que somos frente a la mezquindad y pobreza mental y emocional ajena. Parte de nosotras y nosotros que ha de existir, no la denostemos tanto, pues nos "compensa" de los "sinsabores" que nos depara la vida cuando descubrimos que "tampoco es que fuéramos tanta joya como pensábamos o creíamos", o bien, por el contrario, cuando somos contra toda justicia real ninguneados con saña. 

Pues bien: resultó que la parte egotista tenía toda la razón del mundo, y que, a tan sólo ciento treinta y cinco kilómetros de distancia, un montón de desesperados niños y niñas no sabían avenirse a la nueva situación, pues se había marchado, sencillamente, la única persona que en verdad les quiso algo (bien, bastante) en su infancia y en esta vida, y que, como suele suceder con los pobres niños, pasaron o bien a auto culpabilizarse, o bien a pelearse entre ellos acusándose mutuamente de haber sido la causa de que me marchara y desapareciera de sus vidas. 

Mientras todo este drama acaecía en esa casa-infierno familiar de León, vuestros miserables padres fueron incapaces de poner en mi conocimiento directo el terrible drama que os estaba afectando, y que, en última instancia, en efecto dio al traste emocionalmente con algunas de vuestras vidas, la tuya entre ellas. 

Pues bien, no fue mía la culpa, jamás creé conflicto alguno con nadie en esa casa de León (otra cosa es que no me dejara pisar sino por vosotros, los niños y niñas buenas), y no me fui, NO ME FUI, ME ECHARON, ME ECHARON, y yo era completamente (y comprensiblemente, ya he explicado el por qué, los pocos meses compartidos) ajeno a la intensidad de vuestro sufrimiento, y a vuestro desarbolado subsiguiente caminar por el mundo, ausente ya la única persona que, sin esperar nada a cambio, os dio incondicionalmente su amor en vuestra familia mientras, repito, erais niños pequeños. 

¿Cómo lo iba a poder saber yo? ¿Cómo iba a saber que si realmente os hubiera raptado ---[ como, por "desengrasar", especulaba alguna vez cuando, a mi vez, yo os echaba sumamente de menos, pero sabía que no podía volver, porque ya no podría seguir siendo ese buen tío al que tanto adorabais, sino que, en su lugar, habría pasado a estar obligado a no quereros y maltrataros emocionalmente como hacían ellos, tratándoos con el sistemático desprecio de quienes nunca comprenderán, porque son malos y malvados, que los niños son personas y nuestros iguales, nunca nuestros inferiores, a veces nuestros auténticos superiores en según qué juegos o situaciones, como puede ser el campo emocional ]---, todo habría salido incomparablemente menos catastróficamente mal? 

Seamos sensatos, que a mi el trastorno me sobrevino luego, años después, no muchos, pero años. ¿Quién, en su sano juicio, iba a saber que mi "obligación" REAL era la de haberos secuestrado y llevado a vivir conmigo en secreto? Además, ¿Cómo hubiera podido hacerlo, de proponerme tan tremendo y desatentado camino, planteamiento que por supuesto jamás seriamente me hice? Lógicamente, yo sólo me "imaginaba" el "después", cuando, una vez felizmente raptados, semanas o meses más tarde vivíamos todos juntos nuestra alegre vida cotidiana, y sin ningún hijo o hija de puta de los que os maltrataron en al menos quinientas millas a la redonda; pero para nada reflexioné ni pensé hacerlo en el "cómo llegar a esa situación", puesto que nunca pensé en hacerlo de verdad, es sencillamente aquello de las tendencias, las intenciones y las acciones, tres campos muy diferentes entre ellos, y en momento alguno rebasé el primero.  

Pero claro, en mi ausencia, vuestros malvados padres, presa de una mezcla de rabia e incomprensión ante el drama que ellos mismos (y nadie más), por su enanismo mental emocional, habían desencadenado, no comprendían nada de nada: ¿cómo era posible que sus teorías hicieran aguas de esa manera, y que los niños, "sus" niños, valoraran a todas luces muy superiormente el alimento espiritual que yo os supuse que no todas las banalidades materiales que a ellos tanto (y en exclusiva) les amohinaban? 

Pero (se preguntarían en su necia maldad, me imagino) ¿no habíamos quedado, con Marx (¿con qué Marx, me pregunto yo?, aunque, viendo el alcance de su discurso, la respuesta no podía estar más clara: Harpo Marx), en que lo realmente importante y fundamental para la felicidad de los niños eran sus condiciones materiales, que los niños no son tontos, y saben de verdad quien les quiere auténticamente? Entonces, ¿qué lloraban esa panda de marrecos, la pérdida de una trivialidad, de una persona sumamente informal, que perdía el tiempo con ellos en lugar de estar estudiando a fondo para sacar la mejor nota posible en la oposiciones que estaba preparando, un pariente subnormal que valoraba más la alegría de unos menores que no sus posibilidades de triunfo en esta vida? Bien, ya se les pasaría, y lo comprenderían todo... 

Sin embargo, pasaban los días, y los niños "no lo comprendían", sino que proseguían en su desesperación. Así que, como para según qué cosas de tontos no tenían un pelo (son políticos), en vez de cargar miserablemente contra vuestro tío (salvo alguna aislada vez, pero para enseguida abandonar esa táctica, visto que solamente valía para que, furibundos y en pie de guerra, os volvierais contra ellos, y les gritarais la verdad que tan difícil es ocultarle a los niños: ¡¡ mentira !!, ¡¡¡ el tío nos quería, y vosotros, NO !!!), por el contrario, muy despreocupadamente ya, os contestaben tranquila e indiferente, falsamente, cada vez, que vuestro tío se había ido porque le había dado la gana, porque en realidad no os quería, le dabais igual y había decidido proseguir su vida por su cuenta y riesgo sin preocuparse lo más mínimo por quienes dejaba atrás. 

Claro, mentiras "bienintencionadas" ---[ si es que no acabaron creyéndoselas ellos mismo, que seguramente habrá sido que sí, pues conocido es el zorrocotróquico camino de los y las malvadas, y aparte, un tanto goebbelianos siempre fueron por aquellos parajes, disfrazados, eso sí, de progresismo-psoeista ]--- para aliviar el padecimiento de los niños, y que sí, a medida que fue calando, efectivamente los fue calmando... solo que con un pequeño daño o efecto colateral: como consecuencia del evento, y de acabar creyendo que, en efecto, su tío no era nada más que un canalla y un miserable, algunos de ellos tomaron la inapelable resolución de, de ahí en adelante, nunca jamás volver a ser buenos, ya que su tío, la única persona que creyeron que los quiso de verdad,  así los había emocionalmente estafado. 
Y en el supuesto de que todo esto que he relatado no sean sino las necias fantasías o delirios de un solitario y alienado anciano, entonces: ¿alguien me puede explicar de que supuesto "tanto mal" me están hablando o les pude yo haber hecho en, insisto, tan sólo cuatro meses, hace de ello ya más de treinta y cinco años? ¿Quién está loco de remate aquí, o en efecto es un malvado satanista? 


así fue, asno imbécil, y así, cuasi inexistente audiencia (por ahora) se lo hemos relatado. 
ET tribulete. 
.. 

.   .     .     .     .  .
¿¿  ??? 
eS AMT en la acAMpada

.. 

diumenge, 16 de desembre de 2012

Sobre el asno facha, parlante y petulante, que encima se creía... caballero andante


Parte 0: Introducción  

.



. 

. 

...y, por último, lo ya reseñado en mi "santuario".
.  
. 


. 

comencemos pues... 



Estimado lectorado: 

Como ya puse de relieve en mi blog sobre la Magia, es un hecho que no fui yo quien primero "externalizó" o "exportó" contenidos que, en realidad, nunca deberían haber salido de la estricta esfera de los intercambios de emails entre dos seres presuntamente adultos. 

Pero es un hecho que la inmensa, bien, la inmensísima mayoría de la población humana adulta es idiota y malvada: su maldad los ha ido volviendo cada vez más idiotas, y su idiotez, a su vez, los ha ido volviendo cada vez más malvados. Y malvadas, sí ;-), pues libre, VOLUNTARIAMENTE, aceptan pasar por esas costumbres y coerciones sociales que impiden a la generalidad de la gente adulta expresarse con la más mínima espontaneidad, lo que les impide, más allá de sus reducidísimos núcleos familiares nucleares (y a veces ni eso), querer o Amar a los y las demás de verdad, incluso a parientes bien próximos. 

Bien. Mientras conservé, a mi vez, mi alma humana, nunca estuve dispuesto a comportarme como el típico idiota, por más presiones que recibiera. Sin embargo (y ya es curioso), una vez extinguida mi alma humana, ahora, para que no se note demasiado esta mi condición de ExtraTerrestre Sincero y Solidario, miméticamente he pasado, más o menos, a adoptar la conducta general, y a comportarme, por lo tanto, como un genuino e integral idiota, del que éste y los posteriores posts no serán sino una prueba más de ello, de esa imbecilidad tan característica (vaya, esencial) del comportamiento "adulto" ordinario. 

Bueno, pues si ese es el lenguaje que se entiende, por mí que no quede: total, para el futuro que os espera como especie, bien está que ahora, para compensar las tragedias futuras, os podáis dedicar  a disfrutar con lo que queráis. Porque, en efecto, es tal el nivel de idiotez y maldad general de la adultez, que es absolutamente imposible que exista la más mínima posibilidad real de que esto salga adelante sin padecer, por en medio, la más salvaje de las matanzas de humanos y entre humanos que haya presenciado, ni en nuestra especie ni en ninguna (salvo las extinciones masivas), nuestro entristecido Planeta. 

Escribo todo esto bajo las cuatro íes, o el Insoslayable Imperativo Interestelar e Intergaláctico de perseguir, acorralar, y finalmente destruir a los y las malvadas en su faceta psíquica o astral, paraUniversal, así que lo que me pueda al final suceder en la Tierra como consecuencia de ello igual me da, conocido es lo de "bienaventurados quienes sufren persecución por causa de la In-Justicia, porque nuestro es el Reino de los Cielos". 

Porque resulta que soy un quince (un "juez", jajajajaja): ni yo mismo me lo creía, y mucho menos quien me ayudó a descubrirlo, que así, de entrada, me "otorgó" un modesto "cuatro". Pues no, ¡mira por dónde!, resultó que yo era un genuino y auténtico número máximo, con el privilegio, además (y por habérseme tardado tanto en revelar mi verdadera condición) de eventualmente poder airear, como en esta ocasión, mi tal condición. La Cábala, claro, por supuesto que de eso estamos hablando.... hasta que pasemos, ya, a la temática en sí :-) 

Y lo siento, pero nací periodista. Abandoné la profesión a los diez años (de edad, por supuesto) dado que ya entonces se me reveló imposible conjugar mi serio compromiso con la divulgación de la verdad y la obviedad de que eso molesta a prácticamente todo el mundo, hasta el punto de que mi "publicación" de más "éxito", por entonces ("La Plumilla"), fue un diario hecho a mano repleto de noticias inventadas, lo que la gente de verdad quería leer, cosas que nunca fueran directamente con ellos y con ellas. 

Sin embargo, las estadísticas de mis apenas visitados blogs, y el subidón de visitas de los últimos días, hablan bien a las claras: hay gente que quiere saber, y que quiere saber la verdad; y mientras exista una sola persona así en el mundo, yo no la defraudaré, aunque me deje la vida en el intento.  

Por lo tanto, carezco de elección: la gente tiene derecho a conocer la verdad, y yo no se la puedo amagar más, pues si no denunciamos a los miserables quienes, por la razón que sea, sabemos de su existencia o proceder, ¿quién lo habrá de hacer? ¿aquellos que, de buena fe, ignoran lo cabrona e hija de puta que puede llegar a ser determinada gente? 

Pues, por lo que a mí respecta y en mi mano esté, haré lo posible para que sepan con quien se la juegan de verdad y, a partir de ahí, obren en consecuencia. 

Sí se le ha de hacer caso, sin embargo, en la cuestión de los recursos naturales y materias primas, básicamente a todo lo que él dice, o con muy pocas variaciones: 

_______________ 
"Bibliografia" :-)  

- "Digamos alto y claro: esta crisis económica no acabará nunca" 

- "Este "Sistema" siempre ha sido crisis, pero ahora, además, se hunde" 

- "Viabilidad y límites de las Energías "Verdes"" 

- "Energía libre, motor de agua, el legado de Tesla y otros desvaríos.

- "La energía nuclear: una opción con más pasado que futuro" 

- "Código NINDA" o sobre por qué "matamos a la o al mensajero" 

- "Cinco poderosas razones por las que el coche eléctrico no llegará nunca" 

- "Los límites de la energías renovables: Potencial Máximo. Parte I: Eólica."

- "Los límites de las renovables: capital"

- "El problema del cobre"

- "El papel del neodimio en la generación eólica" 

- " Los límites de las renovables: ubicaciones. Parte I: Eólica"

- "Los límites de las renovables: ubicaciones. Parte II: Fotovoltaica"

- "Debate: La TRE de la fotovoltaica"



más todo lo que se ha ido publicando en estos dos últimos meses, tanto en el propio "The Oil Crash" (no hay desperdicio) como en nuestro modesto blog ligero "ET y esta Crisis", blog de un equipo editorial prácticamente desde el principio de dos personas, que son siempre más que una sola. 

Pero, salvo que se sea un hijoputa, ni por casualidad podréis o podremos hacer lo que él hace: humillarse ante el fascismo, y,  por su mero capricho, matar niños, aunque, eso sí, en otras partes del mundo, y claro, sólo por omisión, porque no les llega la energía que les corresponde porque se la "come" él por su capricho y maldad. 

Es la verdad. Si no, habría cambiado hace mucho tiempo de residencia, para no castigar así con sus ausencias a sus pobres hijos, víctimas inocentes (y van cuatro generaciones, al menos) de la manifiesta incomptencia como padres de determinadas ramas de la familia Turiel.     

¿Tanto costaba comprender que no podía tratarse sino de una referencia metafórica? ¿Por qué había de albergar, yo ni nadie no guiado por el Mal, tan horrorosas intenciones hacia alguien hacia quien, hasta que cayó la venda de mis ojos, todo era admirada devoción y confianza amical o hasta fraternal? Pero, claro, "cree el ladrón que todos y todas son de su miserable, rastrera e hijoputesca condición", y él solito, de cuerpo entero se ha retratado sacando tamaña siniestra y retorcida interpretación. 

En fin, otro con billete sólo de ida hacia Novosibirsk garantizado y ganado bien a pulso. Y si la condición para que todos los miserables vayan a parar allí es que yo los encabece, ningún problema: en la estación os espero, compañeros de viaje X-D  


Próxima parada: Parte I. *La Génesis de un malvado* 


saludos cordiales :-D 
ET tarás :-P bulba & forrest gump. 
.. 





. 
* * *
.. 
.