dimecres, 30 de gener de 2013

Sobre la necesidad de Organizarse. Teoría y Práctica

. 
Querido lector o lectora: 

Tras la precedente reflexión en profundidad sobre el presente y futuro del 15M completada con el anterior post, por terminar de cerrar un poco los temas he pensado que podría ser oportuno traer a este blog, con levísimas variaciones estéticas, un post sobre organización en su momento publicado en The Oil Crash

.
La necesidad de Organizarse. Teoría y Práctica.

.
NOTA PREVIA UNO - Necesariamente, y en virtud del principio "piensa global, actúa local", el contenido de este post mayoritariamente se basa en la realidad concreta de la Península Ibérica, por lo que pido por adelantado excusas a los lectores o lectoras de otros territorios si en muchos momentos se pueden sentir algo o bastante ajenos a lo que aquí intentaré exponer.

. 



. 
NOTA PREVIA DOS - Recordemos que, fundamentalmente, vamos a hablar aquí de Organización, no estrictamente de Acción, cuya definición, en su caso, podrá ser objeto de posteriores posts, propios o ajenos. Lo digo para que no se me desengañe más de uno o una.

Porque las fases de concienciación son la Indignación, el Compromiso, y luego, sólo luego, la Acción. El activismo quiso pasar directamente, en el 15M, de la Indignación a la Acción, y así sucedió que, una vez más, se quedaron solos en el intento, demasiado salto para la mayoría de los y las humanas "normales", que lo que hubieran precisado es un de un poco más de "orden y concierto".


Teoría
. 
. 
(los impacientes os la podéis saltar, aunque yo no la escribí para eso :-D)

En los últimos tiempos han ido apareciendo reflexiones sobre la necesidad de, una vez conscientes del proceso de colpaso en que se halla inmersa la Humanidad Toda ---embalada, si no corrige el rumbo, hacia una tragedia de proporciones súper bíblicas---, dar un paso adelante, superador de la dinámica de meros espectadores que corresponde, muy a su pesar, a una parte significativa de entre todos nosotros y nosotras. 

Sí que, sin duda, procuramos desplazarnos, siempre que podemos, a pie o en bicicleta, o si ello no es posible, en medios de locomoción colectivos. También seguro que nos miramos mucho más nuestros consumos eléctricos, apagamos los aparatos en vez de dejarlos en stand-by, y la batalla de las nefandas bombillas de bajo consumo, al final, la hemos resuelto dejando la mayor parte posible fundidas... Y sí, seguro que nos abrigamos más y mejor, ponemos lo imprescindible la calefacción o el aire acondicionado, y minimizamos nuestro gasto de agua corriente. Pero, dentro de muchos de nosotros, algo nos desazona, indicándonos que todo esto está muy bien, pero que haría falta intentar ir un poquito más allá.

De ahí, a mi entender, parte la necesidad de que, cada uno y una, en la medida de nuestras posibilidades, demos precisamente ese paso hacia un mayor nivel de compromiso, en vez de limitarnos a esperar que el "profeta" de turno nos vaya abriendo nuevas vías por las que después nosotros, "desbrozado" el camino por él, transitaríamos.

Yo añadiría, a guisa de ampliación, que la propia Historia nos brinda numerosos ejemplos de las nefastas consecuencias que comportó pedirles o exigirles ---a quienes ya hacían un valioso y considerable esfuerzo con su aportación "ordinaria"--- que tomara también la iniciativa en áreas que no les eran realmente propias, siendo quizá Marx el ejemplo más paradigmático al respecto. Porque así fue, insatisfechos, al parecer, con que este pensador alemán hubiera él solito demostrado la realidad de la plusvalía y la esencia del Capitalismo, aparte de revolucionar la metodología para la correcta interpretación de la Historia y los aportes filosóficos adicionales que realizó, lo presionaron para que también "dirigiera" el "futuro", la Revolución ni más ni menos.

Resultado, por todas y todos conocido. Destrozó la I Internacional, pues nada pasó para él a ser más importante que la demonización y la expulsión de Bakunin, y no creo que sea preciso relatar aquí las salvajes atrocidades que muchos de los "seguidores" de ese talentoso judío alemán cometieron a lo largo del pasado siglo, al tergiversar, por puro autoritarismo, que una cosa es la prelación o preferencia de lo colectivo sobre lo individual cuando estamos hablando de un derecho en concreto, y otra cosa muy distinta es imponer que el más nimio interés de carácter "social" en cualquier área, llegado el caso, haya de primar incluso sobre los derechos individuales más básicos de las personas, incluidos los del derecho a la propia vida, y a la libertad en muchos de sus aspectos concretos, libertad de iniciativa, de ganarse la vida mediante el propio esfuerzo, de expresión, de movimientos, de pensamiento político o religioso... 

Al tanto, no pretendo hacer ninguna crítica fácil, y a much@s de ustedes, o a mí mismo, me gustaría habernos visto en el lugar de Lenin, o incluso de Stalin, a ver qué habrían (o habríamos) hecho. Pero vaya, hay lo que hay, y la Historia del siglo XX fue la que fue, y no otra.

Por lo tanto, de lo que se trata es de no repetir errores. Nadie va a ser el o la "caudillo" de nada, ni la lideresa o líder carismático que todo lo soluciona y lo prevé. Y es que incluso la realidad sociológica del país (Catalunya y España) donde nació este blog, también avala esa concepción de responsabilidad distribuida como única vía válida y con capacidad de transformar nuestra concepción del futuro, paso previo imprescindible para poder llegar a modificar el presente, la realidad real, que ha de ser nuestro objetivo.

Lo amplío, y concluyo con ello la "teoría". Aunque a día de hoy el 15M es poco más que un grato recuerdo, puso de manifiesto, entre otras muchas cosas, que en nuestra sociedad actual cualquier respuesta alternativa posible no orientada hacia la extrema derecha, si quiere ser mínimamente masiva, pasa por la horizontalidad más absoluta, no siendo nadie más que nadie, pero tampoco menos. Por lo tanto, y aparte de que es lógico que sea así (los pueblos evolucionan, lo que quiere decir que ni aunque surgieran "líderes" nos enteraríamos gran cosa, porque la gente más joven, aun sin saberlo, ha rebasado ya esas concepciones), es que, además, ES ASÍ, los liderazgos se quedan para las ideas, que ahí siguen teniendo todo su sentido, pero no para las relaciones interpersonales, Bakunin ha ido ganado algunas batallas después de muerto, y ésta posiblemente sea una de ellas. 
. 
. 
Práctica


"No hay mayor estupidez que querer cambiar las cosas y seguir haciendo lo mismo de siempre"
. 
---frase atribuida a Albert Einstein---
. 


. 
La experiencia organizativa nos enseña que, para que cualquier ente o entidad mínimamente numeroso pueda funcionar a satisfacción, se requiere la provisión de determinadas tareas o áreas. Sin embargo, para evitar en lo posible encasillamientos o burocratizaciones, la experiencia ha enseñado también que el número de tales áreas ha de ser el mínimo imprescindible, y que, de cara a cualquier otra área de actuación, lo que procede es la creación de Grupos de Trabajo "ad hoc" con "fecha de caducidad", que se disuelvan automáticamente una vez alcanzadas sus metas u objetivos, o pasado el plazo prefijado para su ejecución.

. 
¿Cuáles son, entonces, esas imprescindibles áreas?
. 
.
Área Económica.- Lo siento, pero el burro por delante, ande o no ande.

Esta área requerirá consumir un considerable espacio previo aquí.

Hacer cosas cuesta dinero. En otro mundo o sistema puede que sí o puede que no, pero, en el mundo real, costar cuesta dinero. Si, además, deseamos llevar adelante un proyecto que tenga también su vertiente solidaria, la necesidad de una adecuada financiación se vuelve esencial.

El voluntarismo está muy bien, y qué duda cabe que permite minimizar muy considerablemente los costes de prácticamente cualquier cosa. Pero tampoco se puede caer en el extremo de que, por una concepción quasi religiosa del culto a la pobreza, al final muchas cosas no se hagan, o se hagan mal, o se hagan tarde o en una medida demasiado escasa.

Caso típico de pobreza militante es el de aquellas organizaciones que se auto financian, por sistema, a base de comidas autogestionadas, venta de bebidas o micro conciertos con igual finalidad. Estas actividades, que constituyen en sí mismas unos valores esenciales de cara a la creación y el crecimiento del conocimiento y la confianza entre las personas, tan necesarios en cualquier mundo que quiera radicarse en la solidaridad, no deberían de verse contaminadas por tan fea faceta de constituir, encima, una de las principales fuentes de financiación, si no la única, de la que muchas minúsculas organizaciones disponen.

La escasez monetaria, a menudo, lleva a que, es un decir, por ahorrar unos pocos céntimos o euros, lo que ahora y aquí podría imprimir cualquiera pase a no ser posible hacerlo hasta mañana por la tarde, en que abre no se qué entidad en la que tan sólo hemos de poner el tóner aparte del papel, claro, con lo que, además, preferentemente le tocará imprimirlo a la persona que "domine" ese tal o cual presunto "atajo" económico. 

Pero ni queremos ser una organización minúscula, ni tampoco trabarnos en todo aquello que sí se trabaron, y se traban, quienes persisten en seguir repitiendo los mismos errores. Por lo tanto, hemos de mirar de financiarnos por cauces más sólidos y estables, y hemos de resituar al voluntarismo en su justa medida. No se trata de contratar a nadie para tarea alguna, ahora vuelvo sobre ello, pero sí de que la añadida necesidad económica que conllevan cantidad de actividades no suponga un freno o un retraso, no digamos ya, muy a menudo, un obstáculo insalvable. 

No, no se trata de "contratar" a nadie, para nada. De hecho, la corruptela de "¿y eso, a golpe de talonario, no hay quien nos lo pueda hacer?" no cabe duda de que ha estado tanto en la base de corrupciones bastante mayores, en aquellas organizaciones que dispusieron o disponen de mucha "pasta", como en la de la excesiva respuesta, en sentido contrario, dada y llevaba a cabo por el activismo más íntegro y más puro, a la mayoría de cuyas individualidades, a nivel personal, admiro y me fiaría de ellas con los ojos cerrados, pero para nada me sucede lo mismo con sus métodos, con sus proyectos, o con sus resultados efectivos.

Los afiliados y afiliadas a la central sindical CNT en los años 20-30 del siglo pasado pagaban, de cuota, un día de salario al mes, en aquellas épocas (ahora vuelven) en las que ni había vacaciones retribuidas, ni se pagaban los domingos o festivos, ni había pagas extra, ni había seguro médico, ni de paro, ni nada de nada. 

O sea, que pagaban un día de los veinticinco laborables que, por promedio, tenía cada mes, un cuatro por ciento de su salario bruto, por tanto. Y como dispusieron de tan saneado sistema de financiación (lo de los atracos a los bancos nunca pasó de ser, a nivel aritmético, poco más que una anécdota), pudieron hacer grandes cosas, crecer y hacerse muy grandes, y si al final las cosas no salieron bien fue por otras razones, no por falta de una sólida Tesorería.

Así que, en virtud de todo lo expuesto hasta aquí, una posibilidad es crear tres niveles de compromiso económico.

Nivel Preferente: pagar cada mes el cuatro o cinco por ciento de nuestros emolumentos o ingresos brutos ordinarios. De ser preciso, y quien las tenga, pagaría también tal parte de sus pagas extra si alguna circunstancia coyuntural así lo aconsejase.

Nivel Ordinario: pagar mensualmente una cuota fija, que sería deseable que no fuera inferior a los 20 euros.

Nivel Future: quienes, por ser mileuristas, por carecer de ingreso alguno, o por razones similares, no se puedan permitir pagar prácticamente nada, estarían asociad@s desde una cuota simbólica, mensual o trimestral, de digamos un euro.

Derechos: Independientemente de su nivel de aportación económica, todos los miembros del club ostentarían absolutamente los mismos derechos y obligaciones, genéricas o específicas, que serán exclusivamente las que nosotras y nosotros mismos decidiéramos, y ninguna más, ni ninguna menos, de tales obligaciones o derechos.

Adicionalmente, sería necesaria una web que aceptase donaciones gratuitas, sistema Pay - Pal o sistema el que sea. Habrá gente que quizá no tendrá otra forma de contribuir, y querría hacerlo, y es legítimo aceptarlo.


Área de Extensión y Expansión

Abarca todas aquellas tareas a realizar al respecto que requieran presencia física de personas para poder llevarse a término.


Área de Comunicación Externa.

Se habrá de poner extremo cuidado en para nada confundir la mayor aptitud para esta área con la de ostentar un mejor dominio de las herramientas informáticas, si no queremos caer en un error clásico del activismo actual. 

Sé por qué lo digo, saben mucho de informática, pero, a menudo, carecen de criterio a la hora de seleccionar lo fundamental, lo esencial de las cosas. No tienen ninguna culpa, nunca debió de cargárseles con la selección de contenidos: si a menudo ni siquiera eran capaces de redactar un párrafo mediano sin irse a las cuatro o cinco faltas de ortografía o sintaxis, qué iban a ser capaces de seleccionar con rigor, criterio o regla alguna... Saben informática, lo que ya es bastante, pero el debate de los contenidos lo habrán de llevar, preferentemente, quienes valgan para eso, como se hace con cualquier otra área o tarea, no quien "domine la herramienta", la ruta o el destino de un viaje son una cosa, y quien conduce el vehículo de la excursión, otra, así de sencillo. 

Tiempo atrás, en vez de tanto andar negociando nada con la prensa, humilde y anónimamente depositábamos físicamente nuestras escuetas y personales notas de prensa sobre las acciones que hubiéramos llevado a cabo. A menudo nos las publicaban, diversos diarios, y a día de hoy tendremos más posibilidades de ir filtrando noticias cómplices, aunque sean menores, si se las hacemos llegar por tal cuasi anónima vía (correo electrónico, cartas de los lectores) a la o el becario mal retribuid de turno, pero aún cargada de ilusiones que nos pueda leer en primera línea, que no si nos empeñamos en tiras y aflojas con peces intermedios de las diferentes redacciones.

Necesitaríamos una página web específica, y también uno o más blogs.


Área de Confección de Contenidos o de Propaganda. 

Aquí entraría la gente a la que le gusta escribir, o no pueda evitar hacerlo, y también aquella a la que le gusta tan sólo leer, hacemos falta todos, y entre todas lo haremos mejor. Igualmente importante será la participación de tanto apasionado por lo gráfico, cualquier foto hecha por cualquiera puede ser buena, o puede ser pésima, pero de todas formas habrá que diseñar logos, quizá camisetas, gráficos, más toda la vertiente audiovisual...

Muy importante, todo lo que produzcamos debería de llevar incorporada su chispita de buen humor, en forma de viñeta, frase o cita,...


Área de Infraestructuras.  

La más vital, junto con la de Economía, pero no son los mismos trabajos, ni las mismas responsabilidades. Necesitamos tener un punto físico, aunque sea el domicilio de alguno o alguna de nosotras, donde tener radicados los materiales que sabemos podremos necesitar, tales como pequeños equipos portátiles de sonido, material para montar un punto informativo (incluida la mesa y las sillas, o la carpa si la hay), material para la elaboración de carteles o pancartas,...


haciendo falta, además, claro está, el

Espacio de Comunicación Interna. 

Necesitaremos tener nuestras propias listas de correo electrónico, preferiblemente dos, una "técnica" ("¿cuántas octavillas hacemos de tal cosa?" "¿quién sabe dónde está la mesa plegable?") y otra de debate. Y sería deseable, también, tener un blog, aparte del de comunicación externa.


y siendo seguramente muy conveniente contar, también, con un

Área de Formación Permanente

aunque, mientras exista este blog, quizá ni la necesitemos, salvo tal vez para el debido e ineludible aprendizaje informático...


* * * * *


Y bien, tanta chuminada, ¿para qué?

Pues para visibilizarnos. Las plazas no son propiedad de nadie, ni siquiera del 15M, y si queremos dejar de ser poco más que un conjunto de buenas disposiciones e intenciones, hemos de hacernos ver. Hemos de montar paradas en las plazas, siempre en las zonas soleadas (vaaale, menos en verano, claro), y no buscando tanto el repartir y el repartir como el conseguir que la gente, aunque lleguemos a mucha menos que en otros puntos quizá de mayor afluencia, sí que se pare a hablar con nosotros, que será nuestro objetivo fundamental, y no el de repartir y repartir. 

Al efecto, y salvo en ocasiones muy singulares, de ordinario evitaremos nuestra presencia en los lugares más concurridos o a las horas en que la gente lleva más prisa, pues ante todo nos verán como un obstáculo más, por lo que los días idóneos para "actuar" serán los sábados o los domingos, por las mañanas y por las tardes mientras haya sol (cada uno y una haciendo sólo unas horas) en parques o zonas concurridas, pero tranquilas.

Si hay gente con suficientes ganas e ideas, se pueden ir pensando performances u otras actuaciones, teatralizadas, de danza, flash-mob,... Lo importante es que nos pongamos en marcha, y para eso nos tenemos no solamente que ver, sino también que, de alguna manera, "asociar".

Y quizá, incluso, algún día lleguemos a manifestar pacíficamente en las calles nuestra exigencia de que se deje de engañar a la gente con la promesa de un futuro que sabemos que no va a ser posible, y ya ni siquiera deseable.

¡Ánimo, y a por ello! Y recordemos que "Fe no es esperar, Fe no es soñar, Fe es penosa lucha para el hoy y para el mañana..." Está en catalán, claro, pero se entiende casi todo, cop = golpe, falç = hoz, blat = trigo,... y además, a continuación pone la letra en castellano. 


Claridad, Racionalidad y Solidaridad.
. 
. 
saludos cordiales.
ET & forrest gump. 
..  
.. 

dimecres, 23 de gener de 2013

Sobre el presente y futuro del 15M en general (y IV)

. 


Querida lectora o lector: 

Tristemente o no, la Asamblea 15M del barrio del Raval ha decidido no volver a reunirse hasta el próximo marzo. Bien, deseo que esta pausa les permita comprender que su papel, lo que han hecho hasta ahora, y lo que aún puedan hacer, es sumamente importante de cara a cualquier intento de vertebración del territorio, de creación de un auténtico comité de barrio, aunque sea en embrión, y que, por tanto y bajo mi criterio, no tan sólo no deberían de "plegar", sino, por el contrario, plantearse objetivos realmente asumibles y alcanzables, empezando por el primero y más urgente, hallar nueva gente interesada en participar, y el segundo básico para poder llegar a ser referente de algo, visibilizarse de verdad. 

Así es, no voy a andar realizando yo tan despiadadas, hasta en ocasiones desalmadas críticas para que, al final, en vez de progresar entre todos y todas e intentar establecer la verdad más allá de quien la dice o la deja de decir, lo que suceda sea que se disuelva todo o se dedique nadie a buscar cabezas de turco de algo que, en realidad, sencillamente nos pilló, desde inicio, con el paso un tanto cambiado, cosa corregible. 

En todo caso, aquí va la cuarta y última parte de esas largas reflexiones, que precisamente en la línea de intentar evitar seguir caminando por ese vía de auto jibarización (camino que, no obstante, finalmente se optó por seguir, con los resultados conocidos), realicé, pues eso, hace ya como un año, y que nadie creyó oportuno tener en cuenta por aquel entonces. 

Nada hay a perder, así que vamos a ello. 

. 

TOPICAZOS A DESTERRAR DE UNA VEZ POR TODAS. 
. 
. 
"la gente no viene a las asambleas porque le aburren los debates interminables". 

Excepto en el caso de una muy pequeña parte del mundo activista, por lo demás, completamente falso. Enunciado correcto, "la gente no viene a las asambleas porque se aburre con los debates sobre PIJADAS, sean interminables o no". Y entre las "pijadas", lo siento, están absolutamente todos y cada uno de los detalles técnicos sobre las acciones que deberían de tratarse exclusivamente en las correspondientes comisiones o grupos de trabajo, nunca en las asambleas. 

La razón fundamental de la participación de la gente en las asambleas, cuando eran tales y se juntaba muchísima más gente, era porque eran amenas y bastante anónimas, no le demos más vueltas. Y esa amenidad precisamente radicaba tanto en los contenidos que se debatían como en los niveles a que se llegaba a veces a profundizar. Pero, claro, si el "debate" es sobre si se han de hacer mil o dos mil octavillas, o sobre quién se compromete a repartir, o sobre no se sabe bien qué otra cuestión igualmente nada enriquecedora para nuestros cerebros, es normal que la gente pase de venir, no todo el mundo puede perder dos horas para al final salir de las reuniones no tan sólo sin el más mínimo avance mental o de conocimiento, sino encima sobrecargad@ con la mala conciencia de que no se ha sumado "activamente" a nada, como si la propia participación en la asamblea no fuera ya un valor en sí mismo (y un cierto o segundo peldaño o nivel en la escala del compromiso, superior al de simplemente acudir a las manis masivas) 

El resultado, sólo mantiene su asistencia el activismo, ese que se caracteriza porque nadie necesita al parecer ya debate alguno en profundidad sobre cuestiones claves, y así, por poner un caso, lucharemos contra los recortes en sanidad sin, sin embargo, plantearnos para nada en la práctica si el modelo vigente se ajusta en algo a aquél que querríamos tener. Pragmatismo economicista por todas partes, "defendamos lo que hay, y luego (o sea, nunca) ya debatiremos si queremos este u otro modelo". Normal que la gente pase olímpicamente de venir a nada, normal que Félix Rodrigo Mora nos ponga tan frecuentemente a parir X-D  

Además, es un hecho super constatado el que la pobreza ideológica en los debates de las asambleas es una puerta abierta a la infiltración, puesto que fácilmente se sumarán al activismo, repartir octavillas de cualquier manera lo sabe hacer cualquiera, y así pueden "medrar" en "status" interno sin temor a que debates ideológicos de más rango dejen patente a todas luces, por aquí y por allá, en qué lado real de la barricada se encuentran. 

Guste o no, es un hecho el que nada realmente importante se debate en las "asambleas", pero, eso sí, en cuanto te descuides, te encontrarás organizada una charla sobre lo que sea, charlas en las que unos expertos o expertas, normalmente con titulación universitaria, sentarán previamente cátedra sobre el tema, anulando, en la práctica, cualquier posibilidad de enfoque de igual a igual sobre la cuestión por parte del resto de asistentes, con lo que en realidad estaremos hablando de una "clase", no de un debate propiamente dicho. 

No me parecen mal tales charlas, pero sólo las encuentro oportunas si se llevan a cabo después de que la gente haya expresado en el foro adecuado, la asamblea, sus respectivos posicionamientos o conocimientos previos sobre el tema que pueden llevar a que, en efecto, se pueda considerar conveniente que alguna o algún "experto" nos aporte su punto de vista. Pero si tal intervención "ilustrada" se produce sobre mentes en las que previamente, como aquel que dice, no habían ni surgido aún dudas sobre nada por mero desconocimiento, lo que estaremos haciendo no es promover ningún debate, sino "impartir doctrina". 

Una asamblea, como más o menos ya he dicho aquí mismo, es algo más que una mera suma de individualidades, es un grupo u órgano comunitario y, por lo tanto, tiene su "vida" propia como tal. Y esa "vida", y no la de las individualidades, es la que nos ha de interesar y debe de contar desde la óptica de intentar ser una herramienta útil de concienciación y movilización social, son las acciones conjuntas finales que sea capaz de llevar a cabo lo que realmente definirán a esa asamblea, no quién puso el huevo, quién lo recogió o quién lo frió. 

Así fue en junio, julio, agosto ---[ ...de 2011, recordad que esto está escrito en enero de 2012, el año pasado ]---, pero ahí se comenzó a diluir todo, y a olvidarse, por ejemplo, de lo que ya demostró Agustín García Calvo hace más de dos décadas, que "hablar es hacer", o como insiste ahora Féliz Rodrigo Mora, que la "palabra bien formulada y expuesta" es en sí misma un valor y uno de los activos de las verdaderas asambleas. Hoy en día sucede justo al revés, y todo lo que se salga ni un pelín del estricto debate sobre la super minoritaria acción de turno es rápidamente rechazado por innecesario, inoportuno y contraproducente. 

Quiero aclarar aquí, además, que no me parece mal en absoluto que un grupo de activistas se organice en torno de todos estos parámetros que ahora estoy criticando en tanto en cuanto componentes de las asambleas. Al contrario, un grupo de activistas tiene todo el derecho a organizar sus reuniones como quiera y considere más conveniente. Pero es que aquí se supone que aún estamos intentando hacer asambleas, y determinadas dinámicas, legítimas, insisto, como sistema de funcionamiento de un grupo, no pueden tener cabida o "traslación literal" a las asambleas propiamente dichas. 

Sé de qué hablo. El grupo sindical al que pertenezco es, concretamente, uno de esos núcleos de irredentos activistas, y se rigen por unos parámetros muy similares a los aquí descritos. Sin embargo, ni hartos o hartas de vino se les ocurriría trasladar idéntica dinámica a las asambleas de trabajadores propiamente dichas, pues son los y las primeras en saber diferenciar que una cosa es una cosa, y que otra cosa muy distinta es una asamblea. Sin embargo, en las actuales "asambleas" 15M, tal diferenciación hace tiempo que ha dejado de existir, y hasta es mal vista si en algún momento se llega a producir o sugerir. 


"la gente no viene a las asambleas, pero luego participa en las acciones" 

Completamente falso. Excepción hecha de manis o acciones unitarias y masivas, nuestra cotidiana experiencia nos demuestra que, casi siempre, quien se suma al final a alguna acción, siempre ha estado también previamente en la asamblea, es la excepción que no sea así. Distinto es el caso de las charlas o debates, en los que ahí sí que aparece gente no habitual de las "asambleas", pero el enunciado de la afirmación cuestionada habla de que "luego se suman a las acciones". 

Por lo tanto, el enunciado correcto es 

"la gente, ni viene a las asambleas, ni tampoco participa luego en las acciones". 


------

Un último apunte final 

Aparte de que nuestro posible crecimiento dependerá básicamente de la cantidad de gente "nueva" no adscrita actualmente de forma activa a ningún colectivo de lucha que logremos "captar", en todo caso se ha de tender a la interpenetración y no a la disputa de espacios o militancias. Dada la realidad, debemos de ir, sí, a todas las entidades activas y mínimamente "progresistas" que haya en el Barri, pues sería bueno poder llegar a crear una coordinadora o espacio estable y periódico de encuentro entre todos esos colectivos. Sin embargo, el 15M, por vocación, ya era el espacio común de encuentro de TODAS las reivindicaciones, y eso tampoco lo hemos de olvidar, no es nuestra vocación ser un club más, sino el clubs de clubs que fue el 15M, y que serán también los 15M por venir, iguales o mejores que el actual. 

saludos cordiales. 
eladio. 
.. 


...y así terminaba aquella bienintencionada misiva, infructuosa por completo entonces. ¿Infructuosa también ahora?  

En fin, ya se verá. Por lo demás, mi previsión es la de destinar los siguientes posts al nunca abandonado proceso reivindicativo abierto con la huelga de hambre en telefonica de Bcn de noviembre pasado, y que, de cara al próximo Congreso Mundial de Móviles, puede que tengan bastantes cosas a decir, léase acciones múltiples a llevar a cabo. Objetivo principal: mejorar lo de muy bueno ya alcanzado en aquella ocasión. Cuestión clave: que no se quede todo, o principalmente, en una mera reivindicación corporativa o de empresa, los y las telefónicas deben, con urgencia, aterrizar, bajar desde su socialmente tan avanzada nave espacial hasta el mundo real, pues si el mensaje es ése, la telefónica en lucha, se les echará encima, en masa (por perturbar un congreso tan esencial para toda la ciudad), la inmensa mayor parte de la opinión pública, la misma que nos apoyaba entonces de manera bastante incondicional.    


saludos, salud y solidaridad 
Et muy almado & forrest gump. 
.. 


. 

. 

.

dimecres, 16 de gener de 2013

Sobre el presente y futuro del 15M en general (III)

. 

(...veníamos de aquí...


Querida lectora o lector: 


... y seguía y sigue ---[ y seguirá aún, sí, ¡uff! X-D) ]--- la reflexión... 


El problema es que, si queremos poder llegar a tener una incidencia real, nuestros esfuerzos, a escala de barrio, y antes de plantearnos ningún otro tipo de acciones, habrían de pasar a, monográficamente, dedicarse a un plan de expansión realista, en el que más que buscar la difusión masiva de información sobre quiénes somos y qué "milagros" pretendemos obrar o alcanzar, lo que hagamos sea más un trabajo, si me permitís la palabra, de "captación" un tanto selectiva. 

Ello implicaría, lo primero de todo, pasar desde los habituales "repartos masivos" hacia otros de corte más selectivo, en los que la voluntad sea establecer diálogo y no repartir la hojita, lo que implica también una selección previa del público "target" u "objetivo", que bien sabemos, por la composición mayoritaria de las manifestaciones masivas del 19J y 15-O, quienes son, gente mayoritariamente joven, de modesto vestir y apariencia entre semi cumbayá por un extremo y semi okupi perro flaútica por el otro, más toda la gente que quedamos incluida en el rango o espacio intermedio entre ambos descritos extremos.  

Este plan de expansión también ha de incluir, si queremos realmente abrir oportunidades para que la gente se sume, el establecimiento de una muy diferente escala de valoración en lo que respecta al compromiso de la gente. Si conseguimos que pueda asistir nueva gente a la asamblea para, al minuto siguiente, tenerla agobiada o avergonzada con que, o se apuntan a repartir, o si no no se sabe qué pintan allí, mal iremos. 

Es esta una de las cuestiones claves. Si realmente aspiramos a intentar implicar a una gran cantidad de personas, algo coherente con toda esa cantidad de gente del Barri que acudió a las manis masivas del 19J y el 15-0, se hace preciso modificar radicalmente el criterio sobre lo que es estar o no implicad@, haciendo una readaptación y una rebaja sustancial de la escala, que quedaría más o menos en estos grados:  

- Nivel mínimo - Asistencia tan sólo a las manis y convocatorias realmente masivas y globales.  

- Segundo Nivel - No sólo asiste a las manis, también a las asambleas. 

- Tercer Nivel - No solamente asiste a las asambleas, sino que también difunde y busca hacer expansión, pero a muy pequeña escala (en el seno de su familia o amistades, los buzones de su finca, quizá le diga a la de la tienda aquella en la que se siente bastante a gusto si le deja poner un cartel en el cristal...) 

- Cuarto nivel - La persona se adscribe, de forma fija, a alguna actividad (repartir octavillas, tener presencia reiterada en un punto físico de información, hacer tareas de corte informático) o a algún grupo de trabajo o comisión. 

- Quinto Nivel - Activista total. Redacta, imprime, pone correos, difunde, asiste a reuniones externas de coordinación además de pertenecer a una o varias comisiones o grupos de trabajo, y ya ni te cuento la de veces que se ha tenido que rascar su propio bolsillo para que algo saliera para adelante, o saliera con la suficiente fuerza. 

Aclaro que, al menos bajo mi criterio, es un encomiable nivel digno de toda admiración, pero que sabemos que queda fuera de las posibilidades de la inmensa mayoría de la gente poder asumirlo, y que es un muy "mal ejemplo", lamentablemente, de cara a lo que se pueda esperar de la gente real, que siempre invocarán a los y las súper activistas como muestra de algo que ella, la gente "normal", nunca podrían hacer con lo que, a partir de ahí, en vez de llevar adelante su modesto nivel de implicación posible sin entrar en  valoraciones de si lo que hace es mucho o es poco, por el contrario encontrarán en el activismo una coartada perfecta para justificar su no implicación (total, para hacer tan poquito que no servirá para nada...) 

Tranquilas, por supuesto que la "culpa" de que se puedan argumentar cosas así no es de las y los activistas honrados, que simplemente hacen en cada momento lo que consideran que deben de hacer, y nada más. Sin embargo, el adecuado encaje de todo solamente se podrá alcanzar con la explícita aceptación, por parte de todos, de que cada persona un punto, y no cero o cinco, independientemente de su nivel de adscripción o compromiso con las diversas tareas. 

En ese sentido, se ha de desterrar un tanto el "eficientismo" pues, de cara a buscar el propio crecimiento del grupo, no es tan importante el esfuerzo concreto que realiza o pueda realizar cada cual como el que, merced a su pequeño o importante nivel de compromiso, la gente se sienta incluida, y no cohibida o "señalada con el dedo" porque no hace o no se compromete a más. 

Si algo ha demostrado suficientemente el 15M es que, por estos pagos y a día de hoy, cualquier posible "revuelta" será "horizontal", o sea, no jerarquizada, o si no no habrá tal "revuelta", por lo que el activismo sí que tiene una función histórica a cumplir,... sólo que tal tarea no será la de dirigir nada, sino la de, lo más humilde, discreta y calladamente posible, asumir y llevar a cabo todas aquellas tareas que de sobras sabemos que nadie más va a querer hacer. Así de crudo, así de simple, así de lógico. 

Y sí, un correcto plan de expansión sí que requerirá hacer encuestas, pero pensadas no desde el punto de vista "nuestro", sino desde el de quienes vinieron y ya no vienen, o vendrían pero tampoco lo tienen claro, una encuesta cuya primera o segunda pregunta sea, a las claras "¿hay algo que no te guste de este 15M?" "¿qué cambios te harían volver, o te incitarían más a por fin participar?" (aclaro que la encuesta que se hizo también me parece bien, solamente quería dejar claro que hablo de algo distinto) 

En fin, otra cosa positiva, muy importante, que tiene esta "asamblea" del Raval es que, aunque sí "enferma" de endogamia, al menos no cae en sectarismos, no hay "bloques", las cosas se rechazan o aprueban argumentadamente, y todas aceptamos que, independientemente del mayor o menor grado de satisfacción o frustración personal que pueda producir que las propuestas aportadas se materialicen o no, tenemos claro que, al final, lo que hagamos será una construcción de todas y todos, y no el resultado de una o dos mentes "lúcidas" que lo prevén y lo planifican todo, y las demás, a seguir los guiones marcados. 



Saludos, salud y solidaridad. 
ET desalmado & forrest gump. 
.. 
.. 

dimarts, 8 de gener de 2013

Sobre el presente y futuro del 15M en general (II)



Querido lector o lectora: 

. 
Ayer la Guardia Urbana y la Policía desalojaron dos naves de Poble Nou donde vivían más de 70 inmigrantes, a 3 de ellos los han detenido y están internadas en el CIE por no tener papeles. 

https://www.youtube.com/watch?v=Ihxw_m38asY&feature=player_embedded

Adicionalmente, nuestra Casa de la Soli estará inhabilitada por tiempo indefinido, a raíz de un grave percance acaecido como consecuencia de la despreocupación municipal por asegurar determinados servicios básicos y de seguridad sanitaria para absolutamente todo el mundo. 


Pero bueno, seguía y sigue la reflexión global... 


No hay asambleas... 

Lo siento, pero las palabras definen los conceptos que definen, y no otros. Y una asamblea, por definición, es el máximo órgano de información, debate y toma de decisiones de las personas humanas. Si bien la parte informativa se puede minimizar a lo estrictamente imprescindible, e incluso puede ser bueno suministrarla por escrito a la gente según vaya llegando, las otras dos partes (el debate y la toma de decisiones) no son obviables, ni negociables, y si falta cualquiera de las dos ya no estaremos hablando de una asamblea, sino de otra cosa. 

Así, si solamente hay debate, estaremos hablando de charlas, tertulias, espacios de reflexión, pero hablar y hablar sin tomar decisiones no es ninguna asamblea. De la misma manera, si el proceso de toma de decisiones lo acapara y condiciona todo, no quedando tiempo nunca para debates en profundidad sobre nada que no esté previa y exclusivamente enfocado hacia tal toma de "decisiones" o acciones pendientes de ejecutar, estaremos hablando de una sesión de trabajo, una plenaria técnica, muchos nombres se podrían buscar, pero ninguno sería el de asamblea. 


... ni las reuniones que la sustituyen son nada 15M. 

no son inclusivas... 

El 15M se caracterizó por ser un espacio abierto, donde, en sus asambleas, toda nueva presencia era bien acogida sin previamente someter a nadie a métodos parapoliciales para que se identificase y saber de su vida. No, allí interesaban los contenidos, independientemente de quien los aportara, como debe de suceder en cualquier ámbito en el que se aspire a lograr una gran participación, en el polo opuesto, por tanto, del histórico y conocido rrollito de "qué bien que nos conocemos todas" o "¿y ese nuevo quién es?" o cualquier otro comportamiento endogámico propio de un club, peña, grupo de activistas o de afinidad, pero nunca de una asamblea. 


progresivamente se ha ido abandonando la gestualidad...  

En parte debido, ello es cierto, al propio decaer numérico de las asambleas, pero sólo en parte En su lugar, han resurgido los viejos y conflictivos problemas de las interrupciones, diálogos a dos y cosas así cuyo criterio o no de oportunidad parece exclusivamente regido por quién interrumpe o deja de interrumpir, independientemente de si lo que se hace es apostillar o refrendar lo dicho por quien estaba hablando, o si por el contrario la interrupción es en plan totalmente "destroyer". 

Ya se comprende que, en entornos reducidos, el gesto de "te repites", pongamos por caso, puede resultar duro, "agresivo" (aunque también lo es, o más, una interrupción oral), pero como mínimo los aleteos a favor o los cruces de brazos como señal de oposición frontal sería bueno que se recuperaran por sistema, en vez de interrumpir de palabra los discursos y, con ello, introducir en mayor o menor medida la confusión, al tiempo que ni siquiera se sabe cuál de las diversas posturas goza, en principio, de mayor o menor aceptación, entusiasmo o lo que sea entre el resto de los y las asistentes. 


no se innova en nada... 

Por el contrario, la senda prefijada es el conocido y estéril activismo de siempre, reparto de octavillas(**), enganchada de carteles, asistencia a convocatorias súper minoritarias, y desgraciadamente también, el tanto haces en esos terrenos tanto vale tu criterio sobre cualquier cosa, si no repartes estáte al menos callada... es decir, la senda que, aunque solamente sea por el conocimiento de las décadas previas, conduce a la nada, a la insignificancia, al desaliento y a la derrota y el fracaso, a que nadie se sume a nada, aunque, eso sí, no solamente seguiremos manteniendo altísima nuestra antorcha de compromiso, sino que además nuestra idea genial para intentar que se sume más gente será siempre, qué duda cabe, la de redoblar el ritmo.  

--- 
(**) Caso extremo de la frecuente inoperancia de esas vías si no van acompañadas de "algo más" se tuvo, por ejemplo, en la III Trobada de Treballadores i Treballadors Indignats. En los días y semanas previas, se repartieron más de 12.000 carteles y no menos de 70.000 octavillas, para finalmente lograr una asistencia de unas 350 personas de las que, al menos doscientas, igualmente habríamos acudido aunque no se hubiera repartido nada de nada, con lo que, en el mejor de los casos, estaremos hablando de ochenta carteles y quinientas octavillas por cada persona "nueva" que pudo aparecer por allí (y que seguramente nunca más volverá)  
--- 


Una vez expuesto por qué, bajo mi criterio, no hay asambleas, ni 15M ni nada, y el por qué no hay tales asambleas, sino reuniones de trabajo, cabe no obstante preguntarse ¿Hay esperanzas, a pesar de todo? 

Pues en el caso concreto de la "asamblea" del Raval, las hay. La necesidad de hacer crecer la base sobre la que nos sustentamos está en la mente de muchas de quienes la integramos, y como una preocupación real, cotidiana, no de mero arsenal de "por supuesto que me preocupa". Además, esta asamblea o grupo de gente ha hecho, y aun a día de hoy hace, unas cuantas cosas bien. 

Por ejemplo, la permanente preocupación por moverse dentro de parámetros realistas. 

Así, fue un acierto el que, en invierno y mientras sigan siendo de tarde, las asambleas se hayan trasladado a un lugar cerrado (y aún así pasamos un frío "made in Casa de la Soli" importante), porque carece de sentido mantener a toda costa una presunta visibilización cuando lo único que se haría sería chupar frío y coger indeseables resfriados en un entorno en el que la poca gente que pasaría en lo último en que estaría pensando sería en detenerse, con el fresco ambiente, a "ver de qué va esa gente ahí reunida". 

Sin embargo, y ninguno lo ignoramos, esa pérdida de visibilización provocada por el clima es un "activo tóxico" en nuestra contra, por lo que, lamentablemente, o pasamos a realizar alguna actividad periódica y frecuente en la Rambla y al sol (cuando la gente pueda estar por poder perder algo de tiempo, en su paseo, y al menos vernos nos verá) o si no estaremos abonando el camino de la no recuperación. 

Otro aspecto positivo actual de este grupo de personas es que todavía se está mínimamente abierto a, de verdad, debatirlo todo, escuchando, además, lo que dicen quienes opinan diferente, y no las típicas fantasías de quienes contestan, no a lo que uno ha dicho, no, sino a lo que ellas o ellos se piensan o se imaginan que has dicho o has querido decir o dejar de decir. 

También se ha tomado, repetidamente, una acertada decisión, la de dedicar los esfuerzos para aquellas actividades específicas propias acordadas por el barri, y para las convocatorias realmente de alcance "mundial", es decir, como mínimo, de toda la ciudad, dejando las demás convocatorias en un segundo plano, muy digno, quizá, de que se haga difusión, pero sin compromiso formal alguno como grupo. El problema es que luego no se lleva a la práctica, y nos liamos con más de lo que realmente podemos abarcar, pero la decisión de intentar centrarse cuasi monográficamente en esos dos ámbitos está ahí, es acertada, y está aceptada. 



saludos cordiales. 
ET & forrest gump. 
.. 

. 

divendres, 4 de gener de 2013

Sobre el presente y futuro del 15M en general (I)

. 

. 
Prolegómenos a una (y de una) muy extensa reflexión 



Querida lectora o lector: 

. 
Infortunadamente, estos días se está planteando la posibilidad de la definitiva disolución de la asamblea 15M del Barrio del Raval ---[ visto está que lo que "toco", lo destruyo :-D ]---. 

Por ello, e independientemente de la decisión que finalmente se adopte o adopten(1), he estimado oportuno traer hasta este blog la muy extensa reflexión (¡¡ qué sorpresa que siendo mía sea extensa, jajajajaja !!) que, hace ahora ya casi un año, les envié con motivo de una Jornada de Reflexión que organizaron(2) debatiendo EXACTAMENTE lo mismito, lo mismito que ahora les está llevando al borde de la desaparición... desaparición de la asamblea, claro, no de sus integrantes, jejejejeje,... :-D 

Lamentablemente, todas y todos sabemos que, al menos aquí, en Barcelona, y muy probablemente en toda Catalunya, este "tránsito" que actualmente está padeciendo la asamblea del Raval es algo muy común o generalizado, variando solamente el momento del proceso en que se encuentra cada una de estas asambleas de "Barri, Vila o Ciutat". 

¡Venga :-D !, lo he dividido en tres o cuatro partes, ya se verá, y es copia fidedigna(3), el original está en la lista de correo de esa asamblea del Raval (ver fotos inicial y final) 

______________________ 
(1) Yo me abstendré respecto a esta cuestión de la posible disolución, dado que, al fin y al cabo (y como enlazador de mundos que es mi verdadera misión), siempre he asistido a ella muy intermitente o dicontinuamente, y mi "labor" allí, más allá de mi habitual faceta de informador sobre eventos ajenos, ha sido más bien escasa, aunque sí que he acudido a algunas de sus citas, o he formado parte de su cortejo en algunas manifestaciones generales, y es, ¡oh!, prodigio!, la única movida que ha conseguido (aunque una única vez) que yo repartiera panfletos por primera vez en como unos seis o siete años. 

(2) Jornada surgida, presuntamente, a raíz de una sugerencia mía completamente diferente, ya que una cosa son las mejoras o modificaciones sobre las ideas iniciales, cosa que siempre deseo, y otra las reformas "estructurales" de esas ideas originales hasta el punto que, al final, no las reconoce ni su padre ni su madre :-D . Sí, sí, lo expliqué justo al principio de todo, esa deriva desde mi idea inicial... 

(3) Bien, salvo meros "arreglos" "estéticos", como la substitución de mis queridas @rrob@s por letras hoy en día aceptadas, ya que hay quien se agarra a un clavo ardiendo con tal de auto justificarse a la hora de no querer comprender las cosas ;-) 



************ 

Como al final, en vez de retomarse la apertura y visibilización del 15M mediante reuniones al sol en la Rambla del Raval durante las mañanas de los sábados o domingos en las que se hablase de todas aquellas cuestiones que desbordan el marco de las asambleas ordinarias de los martes ---(con lo que se daría una oportunidad de participación a gente actualmente por completo ausente de las asambleas)---, lo que se va a hacer es una única y maratoniana reunión orientada exclusivamente al "consumo interno" y encaminada a ser una jornada de reflexión de esas, pues nada, a reflexionar, aquí tenéis material abundante :-)  

---------

Yo ya me hago cargo que si todo el mundo fuera tan, tan pesado como yo, esto nunca tiraría para adelante ni a tiros. Pero, sin embargo, a mí me gusta moverme en el mundo real, y en ese, las personas pesadas somos, afortunadamente para todas, una minoría bastante pequeña, y ese es el escenario real donde ubicar a las personas y las cosas. 

Hay más problemas, claro. Contra el tópico de que no hay nada peor que alguien que habla y habla sin contenido, mi persona da fe de que sí que hay algo peor, alguien que habla y habla, y no para de soltar contenidos nada triviales. 

En resumen, que, como todo el mundo, tengo todo el derecho a buscar mi propio y personal encaje sin tener que sentirme culpable de nada, y para su desgracia, la asamblea del Raval sigue siendo menos cerrada e intolerante que cualquiera de las demás que conozco. O sea, que me "encajo" aquí, e intentaré aportar algo que probablemente pueda ser positivo, la visión crítica sobre las cosas que todas y todos sabemos que corresponde a mi edad. 

Porque, ¿cuándo no han o no hemos criticado los viejos a las generaciones siguientes? La cuestión no es esa, es inevitable que seamos críticos, y hasta dudo que fuera positivo que dejáramos de serlo. No, lo esencial es saber serlo con claridad pero sin odio ni maldades, lo que no excluye, sin embargo, un razonable uso de la ironía, el sarcasmo o hasta la abierta burla, pues todas ellas tienen de bueno que son claras y trasparentes de cara a transmitir con la máxima exactitud qué se opina realmente sobre las cosas o temas. 

Vale, a ver si, ahora sí, ya soy capaz de entrar en materia. 

------



---

"No hay mayor estupidez que querer cambiar las cosas y seguir haciendo lo mismo de siempre" (frase atribuida a Albert Einstein) 


¿Por qué vine a parar a la asamblea? 

Porque me pensaba que era la asamblea de barrio del 15M. Ahora que la cosa ya no está tan clara(*), lógicamente habré de replantearme o no mi continuidad en las sesiones de trabajo, impropiamente denominadas asambleas, que el activismo impenitente celebra cada martes, antes en la Rambla del Raval, ahora en la Casa de la Soli. Seguramente continuaré asistiendo, pero por lo menos ahora ya sabré a qué atenerme. 

-------------------------------- 
(*) Hay quienes lo cuestionan abiertamente, y me parece legítimo. Y de hecho, para mí que tienen razón. También hay quien, defendiendo que sí que se sigue tratando de una asamblea del 15M, escrupulosamente ha ido sustituyendo todos y cada uno de los elementos o formas de hacer propios en torno a los cuales se fraguó tal respuesta ciudadana, reemplazándolos por los viejos, gastados e ineficaces clichés del activismo que tan funestos resultados ha dado a lo largo de las dos últimas décadas de cara a conseguir una mayor concienciación y una mayor movilización social.  
--------------------------------- 

"Pensar el 15M", de Félix Rodrigo Mora, es un texto de obligada lectura, al menos en su segunda mitad, la dedicada al 15M popular, para quien de verdad tenga inquietud en conocer y saber por qué las cosas han ido como han ido en esta en principio novedosa respuesta social ante esta crisis que, en los países euro-mediterráneos (bien, en realidad en ninguna parte), no acabará nunca.


Eso sí, leer diez páginas de este "tío" es, en todos los sentidos, incluido el esfuerzo de concentración, como leer cincuenta de cualquier otra persona. En total son 35 páginas, pero la parte que yo considero esencial empieza más o menos a la mitad del texto, en tres o cuatro sesiones se las liquida uno. 



***** 

...y bueno, fin de los prolegómenos: seguirá, seguirá 

. 
saludos cordiales. 
ET & forrest gump. 
.. 
. 


. 
..